¿Qué Ocurre Cuando un Caballo se Clava un Clavo?

¿Qué Ocurre Cuando un Caballo se Clava un Clavo?

Hoy tenemos un nuevo artículo  del Blog de Pavo, el cual me llega a mi correo, y como puede ser muy interesante para los aficionados que hierren a sus caballos, no es mi caso, ya que mi yegua sigue descalza desde su nacimiento y sigue en perfectas condiciones de trabajo, pero aunque no se hierre, siempre tenemos las posibilidades que a nuestro caballo se le clave cualquier objeto punzante en sus cascos y tengamos los mismos ó parecidos problemas que un clavo se «clave» ó mejor dicho, que lo hagan  mal al herrarlo y que lo «arrimen» como se dice en el argot caballista, con los problemas consiguientes de cojera.

Y en este articulo tenéis información de primera mano de un veterinario especialista, que os puede ayudar a solucionar los problemas de vuestros caballos cuando les ocurra este desagradable accidente.

Este es el artículo:

«Cuando un caballo se clava algo en un casco hay que sacarlo inmediatamente para evitar que se infecte. ¿Mito o verdad?

Vemos que nuestro caballo cojea claramente de una mano, o de un pie, de forma repentina y le echamos un vistazo. Allí está, emergiendo del fondo del casco: un clavo. Inmediatamente buscamos alguna herramienta para sacarlo y así lo hacemos, pero, ¿es lo mejor?

En el Blog de Pavo hablaremos con José Méndez, veterinario especialista en equino, que nos dirá si es verdad que cuanto antes saquemos el clavo, mejor será el pronóstico.

José, ¿qué ocurre cuando un caballo se clava un clavo?

La actuación habitual, cuando un caballo se clava en el casco algún objeto punzante, como un clavo, un tornillo o similares, es que los propietarios o cuidadores saquen el clavo rápidamente. El caballo sin el clavo ya no se queja, no le duele, y parece que todo está solucionado, pero a los 5 o 7 días el caballo no apoya la extremidad debido al dolor que tiene.

Eso sucede porque el clavo, al penetrar en el pie, arrastra sustancias contaminantes y bacterias, que en pocos días proliferan en el interior del casco y producen dolor, inflamación e infección.

En cuanto se extrae el clavo, por la elasticidad del casco, el agujero de entrada se cierra. El casco, que sigue siendo una estructura cerrada, impide que salga el pus al exterior, y el interior del casco sufre un aumento de presión que hace que duela más que una herida en la piel o músculo, en la que el pus drenaría al exterior con mucha más facilidad.

En esos días que transcurrieron desde que pisó el clavo, hasta que el caballo aparece con el pie en el aire, la infección se instaura, y es más complicada de tratar que si se comienza el tratamiento adecuado el mismo día que sucede la herida. Por eso es muy importante empezar el tratamiento cuanto antes.

Dicho esto, también hay que decir que, el pronóstico va a ser el mismo si se saca el clavo al minuto de pisarlo, o tras haber pasado el tiempo que nos lleve realizar la radiografía. La siembra de bacterias, por todo el recorrido del clavo, ya se produce en el mismo momento que entra. Por eso, es un mito decir que hay que sacar el clavo cuanto antes para evitar que se infecte. El mal ya está hecho.

La gran diferencia es que al realizar la placa con el clavo dentro podemos visualizar perfectamente que estructuras están afectadas.


Clavo afectando al hueso

Hay que revisar radiográficamente si estas estructuras, que son muy importantes, están afectadas:

  • hueso tejuelo
  • articulación interfalangiana distal
  • tendón flexor digital profundo
  • hueso navicular
  • bursa podotroclear

¿Cuál es el tratamiento de un caballo enclavado o con clavo halladizo?

Tras hacer la radiografía, que nos indique las estructuras que están afectadas, decidimos si el caballo pasa a quirófano. Es el caso de que se vean afectadas la bursa o la articulación interfalangiana distal. En quirófano extraemos el clavo y hacemos una limpieza intensa de las estructuras sinoviales.

Si no se afectan las estructuras sinoviales, directamente eliminamos el clavo, sin pasar por quirófano.

Para ambos casos, abrimos un agujero amplio en el casco para permitir drenar hacia el exterior; suministramos y recetamos antibióticos y antiinflamatorios; vendamos para evitar que entren contaminantes del suelo; y cambiamos los vendajes y hacemos pediluvios con antisépticos durante unos días hasta que la infección cesa y el casco se cierra.


Herradura con placa y tornillos para evitar que entre suciedad y poder realizar lavados y curas simplemente desatornillando

¿Cuál es el pronóstico de un caballo enclavado?

El pronóstico va a depender de las estructuras afectadas en el momento de la herida, y de instaurar el tratamiento adecuado cuanto antes.

Si se instaura pronto y el clavo no afectó a estructuras sinoviales, el pronóstico es bueno.

Si la herida afectó a las estructuras sinoviales y no se hace el lavado en quirófano inmediatamente y no se instaura el tratamiento rápidamente, el pronóstico es reservado.

¿Es el momento de vacunar contra el tétanos o ya es demasiado tarde?

Los caballos deben de haber sido vacunados contra el tétanos previamente. No se debe esperar a tener un problema así para vacunarlo, ya que la vacuna no cura el tétanos, sino que induce a que el sistema inmune del caballo cree anticuerpos contra la enfermedad. Esto lleva un tiempo, que quizá no tengamos si esperamos a vacunar el día de la herida.

Resumiendo, ¿qué se debe hacer cuando descubrimos un clavo en el casco de un caballo?

Cuando un caballo se enclava no hay sacarle el clavo y esperar a ver si cojea, porque lo hará y será tiempo perdido muy valioso.

Hay que parar al caballo, atarlo para que no se mueva y llamar al veterinario de urgencia para que pueda hacer una radiografía con el clavo todavía dentro. No se debe extraer nunca antes de hacer la placa radiográfica.»

Invitado en el blog de Pavo

José Leandro Méndez Angulo

Cirujano Equino (Dipl. ACVS-LA). Licenciado en veterinaria por la Universidad de Córdoba en 2006 con premio extraordinario de licenciatura.

Su formación de post-grado la realizó íntegramente en Estados Unidos, donde primero realizó un internado en medicina y cirugía equina (2007-2009) en The Ohio State University, y luego una residencia en cirugía equina (2009-2012) en la Universidad de Minnesota.

Ha sido profesor de cirugía equina en las Universidades de Minnesota (USA) y Helsinki (Finlandia).

Es Diplomado por el Colegio Americano de Cirujanos Veterinarios.

Ha publicado múltiples artículos científicos en revistas nacionales e internacionales, así como presentado ponencias en diferentes Congresos Veterinarios tanto nacionales como internacionales.

Director científico en el SICAB desde 2015.

Director del servicio de cirugía y medicina deportiva del hospital veterinario EQUINUVI de Córdoba.

Fuente: Blog de Pavo. Cuando un caballo se clava algo en un casco hay que sacarlo inmediatamente para evitar que se infecte. ¿Mito o verdad?

Saludos de Gabriel.

 

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid