Mi Caballo Pierde Peso, ¿Que le Pasa?.

Mi Caballo Pierde Peso, ¿Que le Pasa?.

El articulo de hoy que me llega del Blog de Pavo, es sobre las Causas por las que un Caballo Adelgaza y sin un motivo aparente y donde revisan tres puntos básicos para solucionar este problema.

En nuestra especialidad hípica la Resistencia Ecuestre, entre los muchos cuidados que tenemos que tener con nuestros caballos de competición es el cuidado con la alimentación y la bebida, primordiales para el desarrollo de los entrenamientos y posteriormente en la competición, si un caballo no come adecuadamente no podrá desarrollar un entrenamiento acorde con sus pretenciones de competición y que decir del agua, un valor importantísimo en un caballo de Raid, si no bebe lo suficiente su organismo buscará como sustituir la falta del agua no ingerida por líquidos de su organismo y que ha lugar a posibles cólicos por emplastamiento de las heces.

En fin, todo es una suma de causas y a todas hay que tener el máximo respeto, ya que en ello va la salud de nuestros caballos.

Este es todo el artículo del Blog de Pavo:

«Causas por las que un caballo adelgaza sin motivo aparente: revisamos 3 puntos básicos

1. Enfermedades asintomáticas

Lo primero que se debe de hacer en cuanto nos percatemos de que el caballo está adelgazando sin motivo es llamar al veterinario para que descarte o confirme alguna enfermedad. Si se confirma que el caballo está enfermo, establecerá un tratamiento y adecuará su dieta a la nueva situación.

Existen muchas enfermedades que cursan con adelgazamientos paulatinos a pesar de no tener otros síntomas. Esto es debido a que, aunque el caballo tenga dolor, no lo manifiesta.

El dolor crónico (imperceptible en el caballo) estimula la secreción de adrenalina que, a su vez, incrementa los procesos catabólicos (los que gastan energía). Además, el adelgazamiento se produce porque el propio dolor inhibe el apetito y porque la enfermedad también consume recursos.

Algunas de las enfermedades silenciosas que producen adelgazamiento son:

  • Úlceras gástricas

El dolor que causan las úlceras, hace que el caballo coma menos.

  • Problemas de dientes

Cualquier problema en los dientes que implica mala masticación de la comida va a repercutir en la digestibilidad del alimento y por tanto en su aprovechamiento.

  • Problemas renales

Los caballos con insuficiencia renal crónica pierden proteína a través de la orina, lo que supone adelgazamientos progresivos.

  • Problemas hepáticos

El hígado interviene en el metabolismo de muchos nutrientes. En cuanto tiene alguna insuficiencia repercute directamente en el aprovechamiento de estos nutrientes.

  • Problemas intestinales

Que afecten a la digestión del alimento o a su absorción.

  • Tumores o abscesos

Actúan como auténticos ladrones de energía.

  • Asma subclínica

El sobretrabajo que los músculos abdominales realizan para expulsar el aire pulmonar supone un desgaste energético en los caballos asmáticos

2. Problemas en la cuadra

Vicios de cuadra

Existen vicios de cuadra que consumen energía al tener al animal en continuo movimiento como es el caso del baile de oso. Otros producen alteraciones digestivas directamente y el adelgazamiento correspondiente. Sucede, por ejemplo, en  el vicio de cuadra conocido como morder la madera.

Jerarquías

Los caballos que se encuentran juntos en el mismo prado establecen jerarquías y puede suceder que los más dominantes impidan que un subordinado coma su ración completa. Aunque pongamos las cantidades apropiadas el caballo puede ingerir menos cantidad de la que se supone. A veces no hacen falta ni peleas, simples gestos, difíciles de captar por el humano, hacen que un caballo de una escala menor renuncie a su ración.

Los caballos establecen jerarquías en su manada y los de nivel más bajo pueden quedarse sin su ración

3. Problemas nutricionales

  • Agua

El caballo que bebe menos de lo que debería, también come menos.

El caballo puede beber menos por aporte insuficiente, como es en el caso de errores en el suministro que produzcan menos caudal.

También puede ser por sabores irregulares que el caballo rechace. De modo que beberá, pero en cantidades menores. De ahí la importancia de que el agua sea fresca y limpia, y de la limpieza de los bebederos.

  • Forraje

Al menos el 70% de la dieta del caballo debe de ser forraje de buena calidad. Si suministramos forraje de mala calidad y poco digestible, no alimentará como pensamos, a pesar de dar abundantes cantidades.

A veces es complicado diferenciar visualmente un forraje de mala calidad, por eso debemos de analizar el forraje y si es de baja calidad suplementarlo con fibras de alta digestibilidad.

Si es de muy baja calidad habrá que sustituirlo por otro.

  • Pienso

La cantidad y el tipo de pienso debe de ser el adecuado a la disciplina que se practica, la intensidad del trabajo, el peso del caballo, su estado corporal, su edad, su estado fisiológico e incluso su estado mental.

En Pavo ponemos a tu disposición el enlace www.dietacaballo.com, donde puedes solicitar gratuitamente la dieta Pavo apropiada para tu caballo

Tratamiento de la pérdida de peso de un caballo

Revisa los 3 puntos, pon en práctica estos consejos y verás cómo paulatinamente tu caballo recuperará peso.»

Fuente: Blog de Pavo Mi caballo pierde peso, ¿qué le ocurre?

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid