Carta de Daniel Fenaux a Jean Pierre, sobre el Mundial de Raid 2018.

Carta de Daniel Fenaux a Jean Pierre, sobre el Mundial de Raid 2018.

Esta mañana leía una carta de Daniel Fenaux que le remitía a  Jean Pierre, en ella, explica Dani, todo lo acontecido en el pasado Mundial de Raid 2018.

La carta que leí, estaba traducida por Google y había términos que no se entendían bien, así que le escribí a Dani para que me mandara una mejor versión de su plática.

Casi a vuelta de correo me ha remitido dicha carta, donde podemos leer todo lo acontecido, de primera mano, en los Juegos Ecuestre Mundiales de Tryon en Carolina del Norte (EEUU), el pasado 12 de Septiembre de 2018 y con los resultados desagradables que ya todos conocemos.

Esta es la carta de Daniel Fenaux:

Estimado Jean Pierre,

He leído tu carta abierta hace unas horas en Clean Endurance.

No creo que fuera una gran idea hacer este tipo de pregunta tan pronto y tan públicamente, pero una vez hecha, creo que estoy bajo alguna obligación de responder como Oficial cuáles son mis pensamientos. Siempre trato de ser cortés y evitar el escarnio público, pero como a diferencia de muchos otros colegas, yo estaba presente de principio a fin.

He trabajado contigo y la mayoría de tu equipo en numerosas competiciones difíciles, y aunque creo que algunas veces hicimos todo lo que pudimos, nunca fue perfecto como es habitual en los grandes eventos. Sin embargo, estoy seguro de una cosa, y es que siempre respetamos el Deporte, los jinetes, las asistencias, los caballos, otros oficiales… pero primero y principalmente, el Deporte en sí mismo.

Es mi creencia que mientras que el trabajo de los Veterinarios es proteger a los caballos y cerciorarse de que nada les sucede, nuestro deber como Jueces es proteger el deporte y asegurar que los mejores atletas reciban las herramientas para ganar las competiciones de una manera justa. Los mejores jinetes, los mejores entrenadores, los mejores caballos y los mejores equipos (y a veces un poco de suerte) deberían estar lo primero y esto es básicamente el Juego Limpio. Por eso tenemos reglamentos, oficiales, controles antidopaje y obligaciones y derechos para todos los involucrados en el Deporte. Una forma de tener un campo de juego equitativo que permite a los atletas medirse uno contra otro y demostrar quién es el mejor ese día.

Con esa creencia, no puedo culpar a los Veterinarios por lo que sucedió en Tryon, hicieron todo lo posible para proteger a los caballos y, de hecho, no tener competición es la mejor manera para que los caballos no sufran en ella. Sin embargo, hay un deporte detrás, y eso es lo que el Jurado de Campo debe asegurarse de preservar y dar una visión a los Veterinarios sobre cómo lograr ambas cosas con éxito. Esa era vuestra tarea, era la tarea del Delegado Técnico, y la tarea de tu Jurado. Y creo que le fallaste al Deporte por completo por las decisiones tomadas esa semana: una llevó a otra y esa otra a la siguiente y la siguiente, culminando de la única manera posible que podía, debido a la falta de responsabilidad de los responsables, fallando no sólo al deporte y a todos los que están enfadados hoy, sino también a vosotros mismos en vuestras obligaciones. No es la primera vez, nosotros como Oficiales estamos fallando mucho en los últimos tiempos.

Antes de empezar

Mucho se ha descrito ya de los 12 días previos a la competición y cómo todos los equipos tuvieron que arreglárselas y sobrevivir para llegar al día de la competición, no voy a repetir nada de eso (ver el escrito de Andre Vidiz). Sin embargo nunca entenderé cómo nos quedamos todos allí sobreviviendo por nosotros mismos sin una sola persona con responsabilidad disponible (sólo los comisarios, que honestamente hicieron todo lo que pudieron y más aún), y que nosotros, las Federaciones, tuvimos que pedir lo más obvio: que el responsable de la competición (Delegado Técnico) llegara antes al sitio, y no dos días antes de que la competición empezara.

Una mala decisión puede ser corregida, o por lo menos virada hacia el camino correcto, pero cuando el tren comienza, es muy difícil que se detenga a menos que lo hagas descarrilar. Técnicamente, el raid estuvo muy poco pensado, teniendo en cuenta todos los datos disponibles de la competición y que fue en última instancia la razón del abandono (por favor, no llaméis a esto una cancelación, fue un evento abandonado tal y como se explica en el Reglamento de Raid puesto que ya había empezado). Conociendo toda la información e ignorándola, desde un punto de vista técnico, ya es por sí mismo absurdo, pero la persona responsable de forzar los cambios y de amoldar la competición a esta información no cumplió con su obligación. Incluso las competiciones más básicas de calificación de 40km sin recursos están mejor pensadas que lo que vimos, así que ¿cómo un gigante como son los Juegos Ecuestres se pudo presentar así? Especialmente después de una prueba test y que durante algunos años se organizará  cerca un raid de la AERC que podría advertir de lo que podría ocurrir.

Ahí fue cuando empezó el problema. Si nadie puede ver la pista, ni siquiera la salida, las probabilidades de que algo vaya mal son muy altas. Pero eso no es realmente donde comenzó el problema:

-Si sabes que va a hacer calor y humedad, ¿por qué no comenzamos mucho antes, digamos 5 o 4:30am?

-¿Cómo llegamos a hacer un 161km en 5 fases con los mínimos Puntos de Asistencia y Puntos de Agua posibles con una fase de 44km (por cierto, el Reglamento sólo permiten hasta 40km por fase y hasta 160km en un día) y en el medio del raid, ignorando todas las recomendaciones?

-Las reglas exigen que un Delegado Técnico recomiende esto para ser aprobado, ¿cómo fue firmado y recomendado algo así?

– Si la falta de información y comunicación a los equipos iba a ser la dinámica, ¿el equipo de Oficiales no debería haber estado allí muchos días antes y comprobar todo varias veces?

– Al final del raid, nuestros caballos se vieron obligados a detenerse y llevados en van directamente a la clínica para su evaluación. Tuvimos 4 personas para ver a uno de nuestros caballos en 25 minutos y finalmente decirnos que el caballo estaba bien y que no necesitaba nada y podía irse. ¿Estamos siendo completamente claros y honestos en cuanto a lo que estaba sucediendo en la clínica?

– El recorrido era en realidad bastante espectacular, incluso después de la lluvia. Por supuesto, se puso más resbaladizo y fangoso, pero seguía siendo una de las mejores pistas vistas en el raid estos años, mucho mejor que otros lugares.

-Un Vet-Gate que, bueno, simplemente no existía hasta justo antes del inicio de la Inspección Previa que podría dejar de existir con un poco de (esperada) agua y que todavía no había sido “probado” el drenaje del agua.

Quiero decir, si con 500 o 800 personas de resistencia hacinadas en un pequeño lugar de Carolina del Norte no podemos averiguar estas cosas, o estábamos todos muy callados o nadie estaba escuchando al otro lado. El Delegado Técnico tiene muy pocas herramientas para obligar a un Organizador a cumplir, pero cuando el arma más grande en el arsenal se saca de la ecuación (cancelación de un evento antes de que comience) como supongo que Rui tuvo que enfrentarse, le queda muy poca oposición que presentar, y sólo puede firmar su nombre y esperar a la catástrofe inminente (o dimitir).

Con estas base establecida, que en cualquier otro raid y por sí mismas podrían no ser peligrosas, pero aquí y todas juntas, ya era un raid de alto riesgo, al que todos fuimos con la esperanza de lo mejor, incluso sin ver agua o hielo antes de la salida del raid. Para mí, el Delegado Técnico entregó una competición lista para el desastre como vimos meras horas después.

La salida

No profundizaré en los detalles de la investigación en curso, pero el desorden del comienzo no puede ser comprendido y ni siquiera me importa de quién fue la culpa en ese momento, ya que creo que simplemente fue el resultado de la mala planificación que precedió. Pero todo el mundo sabía antes de que los caballos llegaron al Punto de Asistencia 1 que todo estaba mal. En ese momento, todavía se podía salvar la competición, pero más allá de ese punto de este punto de asistencia, dejaba de ser un Campeonato, para todos. La reacción lenta es algo de lo que nadie ha hablado, pero es el mayor problema de ese día. Teniendo en cuenta la falta de comunicación y organización que todos habíamos vivido durante 12 días, sólo podemos adivinar que eso fue de nuevo el culpable con probablemente un montón de voces que iban de un lado y de otro, pero la falta de preparación y trabajo en equipo retrasaron cualquier acción posible hasta que fue demasiado tarde.

Fue entonces cuando la mayoría de nosotros nos dimos cuenta (aún cuando habíamos estado soñando optimistamente todos los días anteriores) que nadie sabía lo que estaba pasando o cómo el raid iba a funcionar, y que incluso el Jurado de Campo no había tenido reuniones de trabajo en equipo para prepararlo, y en lugar de ello darles una hoja de papel diciéndoles a cada uno de ellos dónde estar de tal hora a tal hora. Como líder de equipo, Jean Pierre, esto fue un error y redujo aún más las posibilidades de que el raid tuviera éxito, al no tener un equipo con el que trabajar. Las complicaciones surgidas más adelante durante el día confirmaron más aún esto y destruyeron la capacidad de tu equipo, como el asunto con el jinete que se negó a pesarse por dos jueces femeninas quienes fueron mojadas por los cubos de la asistencia, y como solución el poner a un hombre a hacer su trabajo (¿en 2018? ¿¿En serio??). Con la moral ya baja, las decisiones previas e ignorando las opiniones de tu equipo te hicieron estar solo al final.

El final

La decisión de abandonar en este punto era obviamente más difícil de tomar que ahora con todas las cosas consideradas, pero creo que fue bastante claro con todo lo que había sucedido antes y la información que tenías a tu disposición. Personalmente le dije a nuestro Secretario General, antes de que apareciera cualquier oferta de los EAU, que me pareció que el mejor curso posible, con algunos jinetes que habían hecho más kilómetros que otros, a diferentes velocidades y con diferentes tiempos de descanso, que lo mejor ahora era detener el Campeonato, incluso si el raid continuara como un raid normal para aquellos que lo desearan. Cualquiera que pudiera ganar en ese momento siempre estaría etiquetado como “el ganador de Tryon” que podría significar una infinidad de cosas, con un “pero” siempre presente. Con la oferta de los Emiratos Árabes Unidos, se hizo aún más evidente la opción de cancelación del Campeonato y dejar a todos que asumiesen su responsabilidad en lo que había sucedido hasta ese momento, pero sólo puedo suponer que la presión para continuar desde el CO debía de ser era muy grande, considernado las acciones que las Federaciones Nacionales podrían tomar. Es mucho más fácil tratar de reclamar cualquier perjuicio cuando la culpa es de la organización que cuando se trata de problemas meteorológicos y de bienestar. Pero creo que habría sido la única decisión correcta y dejar que todos se asumiesen sus responsabilidades, que ellos mismos se habían creado.

Cuando todo se reinició, personalmente no encontré ninguna fuerza para continuar, simplemente no me podía importar menos el raid. Supongo que era lo mismo para todos los demás. Pero los jinetes estaban en el recorrido, y muy pronto nos estábamos moviendo de nuevo y estábamos tratando de obtener información, resultados y gestionar la situación. La lluvia hizo lo que se suponía que tenía que hacer, y empapó todo, pero no causó mucho caos porque todos estábamos (¿incluso el OC?) preparados para ello y habíamos comprado lo necesario. Tenía más miedo de que un caballo rompiera uno de los cables escondidos bajo el agua y todos cayéramos al suelo electrocutados. Pero pronto estábamos de nuevo trabajando en conseguir llevar equipos a la cima.

Todas las decisiones y problemas anteriores parecían disiparse momentáneamente, pero como no habían sido resueltos o mal pensados, eventualmente se arrastraron de nuevo para atormentarnos a todos.

Para cuando llegó el momento de la gran decisión, para los equipos ya era completamente inesperado. Has anotado que el riesgo aumentó en un 130% (supongo que eso se refiere a 1,3 veces más riesgo), aunque no está claro de dónde viene ese dato y que muchos caballos estaban siendo eliminados. Sólo para ilustrar, y con resultados reales muy difícil de conseguir y entender, voy a comparar con Samorin 2 años antes… en el momento de los 110-140km de Samorin (en la mayoría de los raids de 160 aquí es donde la mayoría de las eliminaciones empiezan) 49 caballos fueron retirados de la competición de 134 inscritos, lo que es un 36%. En Tryon de lo que he podido reunir, fueron 40 de 110 re-salidos para este punto de 110-140 (contando la primera fase cancelada). Esto es también un 36%. Obviamente algunos más iban a ser eliminados al terminar la fase, pero no estábamos fuera de lo ordinario para condiciones mucho más duras que Samorin, condiciones que todo el mundo sabía desde meses antes del inicio del viaje, sin embargo, estos datos fueron repentinamente muy alarmantes. Pero una vez más, no voy a discutir esto en profundidad, ya que no tengo toda la información a mi alcance.

La forma en que la decisión fue manejada y comunicada, creó ese momento temerario que todos vimos o vivimos. La foto de tener Policía dentro de un Vet-Gate en los JEM es terrible para nuestra disciplina, para nuestro Deporte, y podría haber sido evitado de tantas maneras, que todavía no puedo comprender por qué se hizo tan descuidadamente. El abandono era de esperar por todos, después de todo lo que salió mal, sin embargo, me sorprende lo mucho que se le puede hacer de daño al deporte en una rápida acción descuidada, que es exactamente lo que el Jurado de Campo debe de evitar en cualquier competición. El equipo Veterinario debe cuidar de los caballos, y aconsejar como mejor le permiten sus capacidades, pero el Jurado de Campo tiene que tomar este aviso de corazón y encontrar la mejor manera, con las reglas en la mano, para obtener los mejores resultados sin alterar la competición y la reputación de nuestro Deporte.

Ese día, nuestro Deporte fue herido como nunca lo había sido, y fue culpa del descuido, mala preparación, y terrible comunicación. Muchas cosas podrían haber sido evitadas por otras personas para no llegar a ese punto, pero cuando llegó ese momento, tú le fallaste al Deporte y decidiste ignorarlo, darle la espalda, y simplemente murmuraste que “no fue mi decisión”. Esta frase resonará en mi corazón durante mucho tiempo. Castigaste a los que lo hacen bien con sus caballos y tomaste el camino más radical y destructivo posible de todos los disponibles, el que más resonaría en los medios de comunicación, permitido por el reglamento, pero sólo destinado para las situaciones más dramáticas. Las implicaciones de tu decisión ahora se pueden ver fácilmente con una búsqueda rápida en Google que hará ahora aún más difícil de traer interés a los patrocinadores y las administraciones, que ahora encontrará policías y desorganización: la puñalada ha sido profunda y el resultado será doloroso.

Para responder a tu pregunta, ¿qué habría hecho yo con mi experiencia como Oficial?

Yo habría llegado en el momento en que mi equipo lo hizo, con el primer Comisario, cuidado de ellos, aprendido sobre la situación y el raid, el estado de los atletas tanto humanos como equinos, asumir mi responsabilidad y forzar otros a sumir la suya donde pudiese y tantas otras cosas fáciles de decir ahora, pero de sentido común entonces… pero en última instancia, si me hubiera ido como a ti, por lo menos yo habría cogido el micrófono y habría deslizado el cuchillo contra nuestro Deporte con mis propias manos.”

Gracias Dani por tus aclaraciones de un decepcionante Mundial de Raid 2018.

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *