Barefoot: Por qué los Caballos en Trasición quedan “adolorido al pisar gravilla”.

Otro Trabajo de Marjorie Smith   sobre el caballo descalzo y hablando del tiempo de transición, que tan pesado se puede hacer a la espera de poder entrenar sin botas y sin problemas para los cascos del caballo.

Este es el articulo de Marjorie:

Por qué los caballos en transición quedan “adoloridos al pisar
gravilla”

“La transición de herrado a sin herraje no se trata de “endurecimiento” palmar. El yodo y otros agentes secantes no solucionan el problema. Tampoco ayudará que pisen gravilla para “endurecer los cascos”, ya que con el tiempo será algo que juegue en su contra, espere a que el período de transición se haya completado.
Dentro de un casco herrado, no circula suficiente sangre como para mantener la línea blanca en buenas condiciones. Debilitada por falta de nutrientes, la línea blanca se pone como vencida, por lo que la tercera falange baja hacia la parte cornea de la suela. Esto la irrita o la inflama. Cuando el caballo camina sobre gravilla o en superficies duras, es doloroso – igual que cuando Ud. tiene un dedo inflamado, no le va a gustar golpearlo contra cosas.
Aquí vemos un diagrama de corte transversal con una línea blanca apretada (izquierda), y un casco con una línea blanca vencida (derecha.) Por favor note que la tercera falange cuelga hacia abajo dentro del casco; se asienta dentro del tejido córneo de la palma, inflamándolo. (La mancha gris es un error del escaneo.)
El caballo no pisará firmemente sobre gravilla (o en terreno duro o disparejo) mientras la línea blanca no se haya sanado y apretado, y la tercera falange se haya afirmado dentro de la muralla del casco. Esto generalmente sucede dentro de un año a un año y medio, renovando constantemente el despalme dándole la forma redondeada a los cascos.
No pretenda poder montar su caballo en gravilla, pavimento, o caminos rocosos sin botas para cascos durante el primer año después de haber sacado las herraduras.
Algunos caballos también quedarán adoloridos si se entierran en arenas profundas u otros terrenos arenosos muy blandos. Esto se debe a que el casco se hunde y no se flecta como lo haría con el impacto de una superficie más dura, por lo que el casco no recibe la circulación necesaria y se congestiona.

Más razones para dolores durante la transición

Varias otras estructuras aparte de la línea blanca son dañadas por las herraduras:
La muralla se adelgaza y se ahueca por falta de circulación. El aumento de circulación en un casco sin herraje permite el crecimiento de una muralla de mejor calidad. La muralla del casco crece aproximadamente 7 mm al mes desde el rodete coronario; por lo que después de un año el casco habrá crecido en su totalidad habiéndose
formado un casco duro que no se deshace ni se parte.
La capa no pigmentada de la muralla interna del casco se debilita, lo que reduce la absorción del impacto en toda la muralla del casco. En un casco sin herraje, esta capa recibe las fuerzas del impacto de la pisada de manera más correcta por lo que se hace más densa y fuerte.
El cojinete plantar, es una estructura que absorbe el impacto y se ubica sobre la ranilla estando conformada por tejidos adiposos además de una “hamaca” fibrosa. Al herrar un caballo, o si el caballo no se mueve todos los kilómetros que requiere al día, pierde su dureza. Mientras mayor sea el uso de esta estructura, la dureza de las fibras se incrementará.
Los talones largos junto con las herraduras, fuerzan la estructura del talón a una posición que pellizca los tejidos internos, produciendo el dolor del “síndrome navicular”. Esto disminuirá si se despalma imitando el desgaste natural que tiene el casco del caballo salvaje.
Cuando las herraduras han presionado la ranilla hasta el nivel en que se pliegan los bulbos del talón, se puede producir una infección que puede hacerse crónica en caballos que viven en ambientes húmedos. Esta infección no permite que la ranilla se ensanche y hace que el área de la palma esté adolorida. (Ver Capítulo Otros Temas para su tratamiento.)
Los abscesos no son un dolor transitorio y no es un evento aceptable. Es el resultado de un despalme invasivo en la suela, y se puede prevenir al no adelgazar la suela viva en ninguna área.
 Si su caballo tiene los talones largos o dolor crónico en los cascos y está tieso de los hombros, vea si los músculos, tríceps, deltoides, y trapecios están adoloridos.
Masajeé estos músculos con Reiki o acupuntura, y al aflojar liberarán el movimiento del hombro.”
Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid
Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *