Protección Frente a los Insectos.

Protección Frente a los Insectos.

La Revista Álvarez  Deporte y Tiempo Libre me remite su boletín de Mayo de  este año 2018, donde entre los artículos que publica, está este de Protección Frente a los Insectos, puede ser muy interesante para los aficionados, también tiene un articulo con recomendaciones para elegir la bota para montar, que también os puede ser interesante.

Este es el articulo sobre los dichosos insectos, que ya en esta época empiezan a molestar a los caballos:

“PROTECCIÓN FRENTE A LOS INSECTOS
Las moscas son más activas durante las horas de luz y los mosquitos al atardecer, lo cual nos ayuda a decidir en qué momento estabular a los animales con una hipersensibilidad demostrada y minimizar de esta forma los ataques de estos insectos.
El uso de insecticidas repelentes es de vital importancia.
La duración de su acción es una característica a tener en cuenta, siendo de elección los de larga persistencia debido a su mayor efectividad y comodidad de aplicación. Además, en climas húmedos, los productos resistentes al agua son mucho más eficientes. Existen diversos tipos de máscaras para proteger la cara y principalmente las zonas más sensibles como son los ojos y las orejas. A los caballos extremadamente sensibles se les puede poner vendas para proteger las extremidades y una manta para cubrir el cuerpo.
Otra de las vías de actuación se encuentra en la alimentación que proporcionemos al animal, en la cual deberemos considerar:
El ajo: una de las plantas más conocidas y usadas del mundo, que debe ser tenida muy en cuenta por todo cuidador, ya que nos puede ayudar en numerosos frentes: ayuda a mantener un buen perfil sanguíneo y una vitalidad general.
Además el azufre que contiene contribuye a la buena salud de la piel y la capa… Pero es que, además, tiene propiedades repelentes de insectos, debidas al olor que tras su ingesta se desprende por los poros de la piel.
Antioxidantes: los antioxidantes son moléculas grandes y estables que tienen la capacidad de absorber los radicales libres del cuerpo. De esta forma “limpian” literalmente el exceso de toxinas y permiten que sean excretadas con total seguridad del cuerpo del animal.
La presencia de toxinas (radicales libres) en el cuerpo es mucho más habitual y numerosa en los meses de verano. Por supuesto, no todos los antioxidantes tienen las mismas capacidades ni la misma utilización: así, por ejemplo, las vitaminas A y E son muy conocidas por sus propiedades antioxidantes, pero si se toman “puras” con la comida, lo que haremos será negar al organismo el resto de nutrientes. Por eso es recomendable buscar un producto que contenga una fuente natural de antioxidantes pero que esté combinada con nutrientes para la salud de la piel.
Ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6: resulta recomendable decantarnos por una dieta rica en este tipo de elementos, válidos para potenciar las reacciones antiinflamatorias.
DERMATITIS ESTIVAL EQUINA
Básicamente y en pocas palabras es el resultado de una hipersensibilidad a la picadura de algunos insectos. Pensemos que la piel es el órgano más extenso del cuerpo y por tanto es la mayor y mejor barrera que tenemos para protegernos de agentes externos. Pero es que además tiene otras funciones claves para el buen funcionamiento del organismo:
• Regulador de la temperatura corporal
• Control de la presión sanguínea
• Percepción sensorial
• Protege de las radiaciones solares ( precaución con las quemaduras por el sol)
• Reserva de agua, electrolitos, vitaminas….
• Es un claro y rápido indicador del estado de salud del caballo.
Existen diversas causas de dermatitis que cursan con prurito y es por ello que debemos informar al veterinario cómo empezó exactamente el proceso. Hay una gran relación entre la causa, la estación del año y la localización de las lesiones.
Dermatitis pruriginosas de tipo alérgico:
  • Hipersensibilidad a la picadura de insectos: existen muchos insectos responsables de este tipo de reacciones, tanto moscas como mosquitos, fundamentalmente del género Culicoides. Estos insectos se reproducen en zonas húmedas y se alimentan al anochecer y al amanecer. Las lesiones suelen aparecer en la zona de la cabeza, crin, cola y vientre. Se trata de una dermatitis bastante difícil de controlar. Lo más importante es alejar a los caballos de zonas encharcadas, llevarlos al box durante esas horas de riesgo y proteger las ventanas y accesos a las cuadras con mallas contra insectos, cubrirles con máscaras y mantas especialmente diseñadas para ello y utilizar insecticidas repelentes, tanto en las instalaciones como sobre los animales. Los champús antisépticos y antipruriginoso son una buena terapia complementaria.
  • Dermatitis atópica: se trata de un tipo de dermatitis alérgica causada por alérgenos ambientales, que pueden ser de interior (ácaros del polvo, ácaros de almacenamiento, polvos, mohos, …) y de exterior (pólen de los árboles, del césped, de malas hierbas, …). Los caballos pueden presentar prurito y urticaria, además de lesiones generalizadas con variable grado de autotraumatismo. Las medidas a adoptar son las mismas que en el caso de la hipersensibilidad a la picadura de insectos. Es fundamental cambiar al animal de espacio para que no haya más contacto con el alérgeno o el mínimo posible.
La prevención es la mejor forma de controlar estos problemas. Conociendo la causa de las posibles patologías podemos prevenirlas, minimizando el problema en el origen. El veterinario es el mejor especialista para elaborar un plan de control para reducir los problemas causados por los insectos.”
Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *