La Importancia de los Nudos en las Riendas de Cuerda.

004
Esta mañana, cuando volvíamos del entrenamiento con Hacedora, entrenamiento que ya va siendo más intenso en tiempo y Kms, hemos tenido un sobresalto cuando ya regresábamos a la cuadra al paso y secando a la yegua.
Resulta que caminábamos por un barbecho ya agostado, reseco y casi como la palma de la mano, ya que las piaras de ovejas y caballos lo tienen sin recuerdos de lo que fue rastrojo y sin las hierbas propias del campo. Con las riendas largas para el descanso de la yegua con su cuello estirado y relajada. Pero aquí viene el articulo de los nudos en las riendas de cuerda. 
Con la tranquilidad de no existir ningún elemento extraño por el campo que pudiera asustar a la yegua, caminábamos relajados pero con los últimos nudos de las riendas en la mano, seguros de que estas no se nos escapan, y en  medio de este rastrojo agostado, levantamos una gran liebre y al salir esta de nuestros pies, la yegua da un respingo y una media vuelta, que gracias a que siempre voy amarradito no pasó nada y las riendas no se me fueron de las manos, quedando todo en un relativo susto.
Y aquí quiero recomendar la Importancia de los Nudos en las Riendas de Cuerda. Mi cabezada, un regalo de mi amigo Manuel Canelo de Huelva, es de cuerda y las riendas de otra cuerda un poco más gruesa, de esa de escalada, y en estas riendas les tengo hecho tres grupos de nudos a distinta altura, ya que así no se te pueden escapar de las manos en un accidente como este ó parecido.

  Estos son los dos primeros nudos.

 El primer par de nudos los tengo puestos a corta distancia de la cabezada para en caso de escapada tener más control y poderle levantar la cabeza, para como nos decía mi amigo “El Cura” poder descontrolar el galope y frenar al caballo, en este articulo podéis recordar los detalles (  Los Caballos “Caliente” Como Pararlo.  ). El segundo par de nudos los tengo a una distancia cómoda para ir trotando ó galopando y controlando perfectamente a la yegua. El último par de nudos ya está mas alejado de la cabezada y es el de relax y tranquilidad para ir al paso, cuello estirado y bajo, pero siempre con control de las riendas.
Espero que esta experiencia mía, le pueda servir al que use riendas de cuerda para seguridad y control de su caballo.
Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *