Enseñanzas del I Raid Hípico de Montenmedio en Vejer de la Frontera (Cadiz)

Después de toda competición, hay que hacer un minucioso estudio de la carrera, sacar conclusiones de lo acaecido en ella y poder aprender de los errores ó reafirmarse en los triunfos.
Empezamos por las enseñanzas que nos ha podido acarrear este Raid, no por ser este, sino por ser una reunión de aficionados al mundo del caballo y de todos hay que aprender, como dice mi amigo Eduardo Sánchez en uno de sus artículos, los raid están para aprender, enseñar lo que uno sabe, confraternizar y pasarlo lo mejor posible, llenando las neveras y las  alforjas.
Nada más llegar a las pistas, charlamos con los amigos y aficionados, en una de estas charlas, mi amigo Vicente, – seguidor del blog, así como sus hijas- , me comentaba una nueva manera de quitar los huevos de las moscas, ya sabemos lo del vinagre de manzana tibio, las cuchillas de afeitar, las legras afiladas, etc. Pues Vicente me comentaba, este nuevo método de quitar los dichosos huevos de las moscas.  Consiste en frotar la zona suavemente con una «nana», ya sabéis, este estropajo metálico de las cocinas, por lo visto hace su efecto contra los huevos de las moscas. Como me lo han contado, yo os lo cuento.
Otra enseñanza ó consejo de esta competición, se quejaba una competidora, de la profundidad de las arenas en algunos sitios de la playa por donde ha discurrido el Raid. Pues lo que debemos de hacer, cuando corremos por playas, es buscar las zonas más duras, y esto se consigue, acercándose
al agua, pero depende de las playas, lo mejor es fijarse en la huella de otros caballos que nos antecedan, y por la pisada que sea menos profunda, ese es el buen camino. Si no tenemos huellas recientes, hay que bajar el ritmo de carrera y buscar las zonas más propicias y menos mullidas. Pero normalmente y generalizando, cerca del agua y con arenas gruesas con conchas y piedrecitas, esa es la parte mejor para caminar un caballo por la playa.
 
Otra de las cosas que hay que prever, son los equipos para competir, no se puede llevar un sudadero sin fijarlo ó anclarlo como es debido, si un sudadero va suelto debajo de la montura, lo normal es que se escape por la grupa, con las nefastas consecuencia durante la carrera. Los equipos no hay que estrenarlos en una competición, pero si llevarlos adecentados y con todas las normas de seguridad.
 
Cosas negativas,  que antes las consecuencias, creo que se deben de mejorar, como es la llegada a Meta, un fin de carrera con mucho asfalto, una curva de 90º con una pendiente contraria a la marcha, en asfalto, continuando otra recta de asfalto con un final en puerta estrecha y en  giro completo a la marcha para llegar a Meta ya en terrizo, aunque un poco en cuesta abajo.
Las consecuencias, fue el rebalon de Candela, con la posterior eliminación por cojera tras haber pasado primera por la linea de Meta.

El rebalon de «Durango» fue fruto de la velocidad, hay que galopar con más cuidado en asfalto, ya que puede haber caídas, lesiones del jinete y del caballo. La velocidad es la que «mata» al caballo, pero la competitividad de la juventud es mucha y  hay veces que tiene consecuencias nefastas.
Aprovechemos las enseñanzas de cada carrera, para que no nos pase en el futuro en parecidas circunstancias.

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *