Crónica de una Doctora Montada a Caballo. Elisa Alcantarilla.

Crónica de una Doctora Montada a Caballo. Elisa Alcantarilla.

Elisa Alcantarilla Reyes, mi amiga la doctora que ayer compitió en su primer raid hípico en la prueba de Iniciación de 20 Km. que se celebró en Las Turquillas, sitio donde se corrió el XII Raid Hípico de Osuna y que ayer nombraba, en mi crónica  a los veteranos que participaron, me ha remitido una sentida y bonita crónica de su raid, de sus vivencias en esta su primera prueba y la verdad es que era una prueba para disfrutarla. Yo recorrí, en coche, esta fase amarilla y es de esos raid que quieres correr, campos verdes, llanito, lagunas llenas de flamencos que se movían al contrario de la marcha de los caballos y sin alzar el vuelo, así como distintas aves migratorias que se encontraban por sus aguas. Una delicia de recorrido.

Esta es la Crónica de Elisa:

                                         Andrea con el caballo ante la Bandera de Las Turquillas.

«Un Raid Diferente.

XII Raid Hípico de Osuna. En la Finca de las Turquillas. Centro Militar de Cría Caballar de Écija. Un nuevo día de Raid. Un nuevo día de madrugones, de preparar monturas, de caballos, de remolques, de ilusiones, de nervios…. Pero después de 7 años en este mundo, desde aquel 6 de octubre de 2012 donde Andrea montó por primera vez a Mahican en carrera….. hoy algo cambiaba, no era Andrea la nerviosa, no era su habitual rictus serio el que recibía el día…. Por fin , tras mucho pensármelo, con una sonrisa nerviosa de oreja a oreja , me he decidido en esta ocasión a subirme yo al caballo y ver y sentir la carrera desde el otro lado, o mas bien desde la otra altura, la de Elegida.

Hoy ha sido el día de los mayores y jóvenes de espíritu! José Carlos Martín padre de los hermanos José Carlos y Pablo , Andrés Romero y Rocio Ayala (nuestros amigos y veterinarios), Rafael Martín (amigo nuestro) y servidora Elisa Alcantarilla, fiel madre y amiga de Andrea.

Algunos con mas idea en las lides de la monta, otros…poco expertos en ello, nos hemos lanzado esta mañana a recorrer esos 20 km de la iniciación. Pueden parecer pocos km para algunos, pero de verdad que yo le pondría un “1” por delante y la asemejaría a la hazaña de otros.

Son las 11,15 am Andrea me da los últimos consejos antes de la salida, me activa el cronometro, me mira con cara de “no se si mi madre será capaz de hacerlo”, y yo con mi risa nerviosa me tomo una copita de un vinito oloroso que alguien lleva en la mano…..uffff empiezo a entender a esta niña antes de sus Raids…que nervios.

Damos vueltas alrededor de Eduardo Alguacil. Lo siento Eduardo…. De verdad, NO ME HE ENTERADO ABSOLUTAMENTE DE NADA DE LO QUE HAS DICHO, podrías repetirlo? bueno , esto ultimo también me lo callo, espero que todo este bien señalizado o al menos poder seguir a alguien que se haya enterado…. Al menos sé que la fase es la AMARILLA. Y de repente empiezan a caminar hacia la salida!!!!! SOCORRO, yo me quiero bajar!!!!!!!! (a todo esto intenta mantener la sonrisa en la cara y que nadie se de cuenta de todo lo que pasa por tu cabeza).

                                                                                                       Elisa con su yegua Elegida.

El bicho que llevas debajo no se mueve como siempre, tiene vida propia, lo notas nerviosos bajo tu cuerpo, la sensación de que tu no mandas…y no mandas, Elegida a tomado las riendas. Los demás jinetes salen. Mi idea de este Raid de 20 km a velocidad controlada entre 9 y 14 km/h. Se puede hacer a un ritmo cómodo de paso, trote con algún galopito……. He estado entrenando para esto. Y yo mando. Ja Ja Ja. Nos habíamos quedado en que salen los jinetes. Se me había olvidado decir que entre los caballos figuraba un Semental al que han de dejar salir segundos antes por la que ya estaba liando, y entre los que quedamos, 3 yeguas en celo.

Entre los jinetes figuramos dos damas…. y el resto TESTOSTERONA al 100%. Pues bien, salen los jinetes, la testosterona…..no existe el paso, no existe el trote…solo el galope. Y mi Elegida, que tiene varios máster en estas lides, decide por su cuenta que ella no se queda la ultima, así que al traste con mi idea de un Raid calmado de paso, trote, galopito. Con esto señores, decir que desde el minuto “0” he empezado a comprender a Andrea (que era lo que yo quería), la adrenalina de jinetes y monturas, la competición. Los caballos no saben si es 20 o 120, ellos salen a competir y punto.

    Elisa galopando en el recorrido.

Tras el susto inicial, sueltas riendas (no te queda otro remedio) y el mundo empieza a correr veloz a tu lado, el viento en tu cara, el paisaje, el adelantar a algún compañero, el ser adelantado, los quiebros de los demás caballos, los tuyos propios…..la tensión. Uffff Notas la adrenalina en cada poro de tu piel. Tienes que pensar que hay que seguir respirando y CONFIAR en tu montura. Y de repente no piensas en nada de eso, solo galopas y miras esa maravillosa laguna que tienes a la izquierda, llena de flamencos. Galopas y no miras al frente!!!! se puede hacer!!! y de repente me he sentido libre, feliz, y creo que eso es lo que tienen que sentir nuestro niños.

Por fin Andrea, por fin sé que sientes. La carrera avanza, las asistencias que buscas con anhelo , el cansancio que va apareciendo, y los últimos km que parece que no terminan. Y de repente a lo lejos, ya ves la meta. Y tus otros compañeros que no estaban tan lejos.

Hemos competido. No me he separado de Rocio. Una gran amazona. Juntas los 20 km. La testosterona iba por delante. Pero al final…. ha primado la amistad, ellos sus carreritas, nosotras nuestra constancia. Y hemos entrado todos a la vez. Ahora es el turno de nuestra Asistencia: -Pequeños: Andrea, Pablo, José Carlos, Cayetano, Curro, Chus, Javier, María, Marivi, Alex – Grandes: Manolo, Miguel, Marian, Mi padre, Mi madre,Antonio, Sabrina, Cristóbal y Marivi. Ellos se encargan de la asistencia a caballos y jinetes, recuperaciones a unos y otros.

                              Elisa con Andrea y sus trofeos.

He vivido y sobrevivido a mi primer Raid o MiniRaid, pero para mí ha sido mucho mas que eso. Ha sido entender un poquito qué sienten en cada momento nuestros chicos en su carreras al principio , en medio y al final, pues el estado anímico cambia constantemente. De todas formas ha sido el mejor Raid donde alguien podía iniciarse. El recorrido era espectacular, bello. El trazado impecable y comodísimo. La señalización no tenia margen al error. La temperatura nos ha acompañado (aunque el próximo año pediría bajar un poco el termostato).

La acogida y las instalaciones del Centro Militar han sido perfectas. Y el equipo de Jueces y Veterinarios…pues como siempre, maravilloso. Un placer trabajar con ellos.

Felicidades al Comité Organizador, en especial a Eduardo Martos. y ya en espera de que pase este año, porque Andrea dice que al del año que viene se apunta sin falta.»

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *