La Deshidratación del Caballo de Deporte por la Sudoración.

La Deshidratación del Caballo de Deporte por la Sudoración.

El Artículo que hoy me llega del Blog de Pavo, es muy apropiado para las altas temperaturas que se nos han presentado, después de una semana de grandes lluvias, se han presentado unas temperaturas, al menos aquí en Sevilla, muy altas, hoy ya he salido temprano a entrenar porque el calor se hace muy pesado.

Un articulo muy apropiado para estos tiempos de calores y para que cuidemos la salud de nuestros caballos.

Este es el artículo completo:

«La deshidratación del caballo de deporte por sudor

El caballo tiene un mecanismo de termorregulación casi perfecto: comienza a sudar con mínimos aumentos de temperatura para poder refrigerarse. Así que, en cuanto un caballo hace ejercicio y lo vemos sudar, no nos llama la atención, pero debería hacerlo.

En el Blog de Pavo hablaremos de las consecuencias de las pérdidas de electrolitos por sudoración para que seas consciente de que pequeñas pérdidas ya repercuten en el rendimiento.

Para entender la deshidratación hay que entender la fisiología de los fluidos.

El 70% del peso de un caballo es agua. Esa agua se encuentra, o bien dentro de las células del organismo formando parte del líquido intracelular (LIC), o bien fuera de las células, como es el caso del agua que forma parte de la sangre, la linfa, los líquidos del sistema gastrointestinal, etc., formando parte del líquido extracelular (LEC).

Para que te hagas una idea, en un caballo de tamaño medio hay 300 litros de agua, de los cuales 200 están en el interior de las células y 100 litros están en el líquido extracelular.

Estos dos mundos del líquido extracelular e intracelular no están tan delimitados como parece, ya que se encuentran en equilibrio osmótico, de modo que cuando uno se altera hay migraciones de agua y electrolitos de uno a otro según necesidades, para volver a restaurar el equilibrio.

Cuando un caballo tiene pérdidas de electrolitos por sudor, primero se ve afectado el LEC, pero por lo que comentábamos del equilibrio, al final también se ve afectado el LIC y, por tanto, la función de las células. Llegado el problema a la célula, la solución es complicada, así que todos nuestros esfuerzos deben de encaminarse a mantener bien el LEC.

De estos dos mundos (LEC Y LIC) debemos de hacer una mención al “submundo” del líquido gastrointestinal (perteneciente al LEC) ya que la mucosa intestinal hace de barrera “llave” diciendo qué cantidad de agua y electrolitos se absorben o no. Parece lógico que sea la llave, pues es el lugar de entrada al organismo de estos elementos mediante el agua de bebida y de los alimentos.

El digestivo es un gran almacén de agua y electrolitos que a menudo no es tenido en cuenta.

Vídeo del Profesor Alberto Redondo

La cantidad de agua del organismo del caballo va a depender de la cantidad ingerida menos la cantidad eliminada.

  • La ingestión depende del agua de bebida, del agua del alimento, y de algo que seguro no sabías: el propio metabolismo del caballo genera agua, eso sí, pocos litros.
  • La eliminación se hace por orina, heces, sudor y el vaho de la respiración.

De la ruptura de este equilibrio depende que un caballo se deshidrate: cuando un caballo tiene menos ingesta o más eliminación.

Las deshidrataciones en los caballos haciendo deporte suelen producirse porque el exceso de sudor no es compensado con la ingesta. Sabido esto, la solución pasa por conocer cuánto tenemos que compensar con la ingesta.


Fuente: Zayner et al. 2013 ‘Scoring of sweat losses in exercised horses”

En la tabla puedes ver cómo compensar las pérdidas de agua y electrolitos debidos al ejercicio. Debes de sumar las cantidades a las ya necesarias para mantenimiento.

Por ejemplo, el caballo que está en “escala de sudor 1” debe de tomar los litros habituales de agua que tomaría en reposo además de 1 a 4 litros para compensar la sudoración, y los electrolitos correspondientes a 2-7 cucharillas de sal, es decir, 50 g de Pavo E’lite o su equivalente en Pavo ReHydrate

Síntomas de las pérdidas de electrolitos en los caballos

Sodio

Es el responsable de mantener el agua del LEC. Cuando el sodio baja, se pierde agua en este departamento, lo que se traduce en sintomatología de hipovolemia e hipotensión, como son el aumento de la frecuencia cardíaca y el aumento del tiempo de relleno capilar. Dos de las comprobaciones del vet gate.

En la sudoración el caballo pierde (en proporción) más sodio que agua y se produce una deshidratación hipotónica: el caballo no tiene sensación de sed y no bebe. No esperes a que esto suceda y suministra electrolitos como prevención.

Potasio

Responsable de mantener el agua del LIC. Su deficiencia produce también íleo paralítico, temblores musculares y arritmias cardíacas. Por eso el pulso irregular también se controla en el vet gate.

INTERESANTE: Los forrajes de los caballos son altos en potasio y bajos en sodio.

Por eso necesitan aportes extras de sodio en forma de piedra de sal en condiciones basales (de poco ejercicio) y en forma de suplementos (líquidos o sólidos) en condiciones de mayor trabajo.

Por lo mismo, las deficiencias de potasio son poco frecuentes incluso entrenando.

No obstante, el organismo y sus mecanismos para mantener el equilibrio hacen que el caballo tenga gran facilidad para retener sodio y eliminar potasio. Por eso, si los aportes de potasio desaparecen durante 24 horas, el caballo se convierte en deficitario. Mucho cuidado en caballos que tras grandes esfuerzos no comen.

Calcio

Interviene en la contracción de la musculatura lisa de los vasos sanguíneos e intestinos. También en la musculatura estriada de las masas musculares y en el impulso eléctrico de contracción cardíaca. Por eso, en descensos del calcio, podemos entender que además de problemas de agotamiento y temblores musculares aparezca deficiencia de los movimientos intestinales, provocando íleo paralitico. En el vet gate se comprueban los sonidos intestinales para detectar el íleo, que tan frecuentemente se produce en la deshidratación.

Cloruro

Las deficiencias producen síntomas cardiovasculares inespecíficos.

El magnesio, el fósforo y otros electrolitos

Tienen presencia en pequeñas cantidades, pero sus funciones son realmente necesarias en muchos procesos enzimáticos y metabólicos.

Los síntomas de una deshidratación comienzan con deshidrataciones mayores del 5-8%, lo cual significa que deshidrataciones del 1 al 5% o incluso del 7 no se ven, pero están ahí.

¿A que ya le das más valor a ver un caballo sudado?»


El raid es una de las disciplinas donde
existen más pérdidas de electrolitos por sudor.

Fuente:La deshidratación del caballo de deporte por sudor

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Un comentario sobre “La Deshidratación del Caballo de Deporte por la Sudoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *