El Bienestar del Semental de Cria y su Comportamiento.

El Bienestar del Semental de Cria y su Comportamiento.

Hoy desde el Blog de Pavo, me llega este artículo sobre los sementales, no es que especifique a los sementales que corran en Raid, pero puede servir como pautas para todos los sementales.

Recuerdo, que cuando yo competia con sementales, los problemas de manejo que tenian estos, tan es así, que como era mi señora esposa la que me asistia, hubo un momento que decia que ya estaba bien de manejar tantos sementales, asi que me pase a las yeguas, que tenian un mejor manejo, sobre todo para ella.

Estes es el Artículo:

«El bienestar del semental de cría basado en su comportamiento natural

Parece que muchas veces se nos olvida que el semental es un caballo, y que por lo tanto tiene las mismas necesidades de relacionarse y de hacer ejercicio que otros caballos.

En el Blog de Pavo hablaremos de los 5 puntos a revisar para mejorar el bienestar del semental de cría y de cómo esto repercute favorablemente en su fertilidad.

El bienestar animal se basa en 5 pilares, según la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) y el semental de cría también los merece:

  1. Nutrición: tenemos que proporcionar agua y alimentos que garanticen una dieta saludable.
  2. Ambiente: tenemos que proporcionar un ambiente apropiado que incluya refugio y un área de descanso cómoda.
  3. Salud: deberemos prevenir, diagnosticar y tratar rápidamente lesiones y enfermedades.
  4. Comportamiento: deberemos proporcionar suficiente espacio, instalaciones adecuadas y compañía.
  5. Experiencias mentales: tendremos que proporcionar condiciones seguras y tratamientos que eviten el sufrimiento mental.

Debemos de revisar el manejo de cuadra del semental para mejorar su bienestar según estos 5 puntos sin dejar de echar una mirada a la cría en libertad, de la que podemos aprender mucho.

Sobre la alimentación adecuada del semental, tanto en época reproductora como en la de descanso ya hemos hablado anteriormente. También hay varios artículos en el blog sobre salud en los caballos

Nos queda revisar el ambiente, el comportamiento y las experiencias mentales del semental de cría

La cría en la naturaleza es bastante diferente a la habitual de las ganaderías. Las dos tienen ventajas e inconvenientes, por eso debemos intentar disminuir los inconvenientes, para beneficio del semental.

En libertad el semental de la manada interactúa con las yeguas casi continuamente. La intensidad de la interacción dependerá del momento del ciclo de la yegua y de la propia personalidad de la yegua, pero siempre interactúan.

Cuando los sementales jóvenes aún no han conseguido manada viven juntos en lo que llaman grupos de solteros.

Como puedes ver, en libertad un semental siempre está integrado dentro de un grupo, interactuando con individuos de igual o distinto sexo. Son animales de manada.

En la cría de ganadería, normalmente, los sementales no tienen contacto con ningún caballo excepto en el momento de la monta natural, o incluso nunca, si se dedica a la inseminación artificial.

Esto es así porque normalmente el manejo del semental es complicado y se confina en un box. Se ha visto que, muchas veces, la agresividad del semental depende más de este confinamiento que de las hormonas en sí. Aunque este problema ya se está solventando en muchas ganaderías, que ejercitan a sus sementales de manera habitual, todavía se mantienen aislados de sus congéneres.

Hay estudios que demuestran que el tamaño de los testículos y la libido es menor en los sementales de los grupos de solteros por la ausencia de yeguas cerca. Por eso se cree que, casos de disfunción sexual o infertilidad en machos, a veces, pueden solventarse si se les proporciona un mayor acceso a las yeguas.

Por eso, se puede aumentar la fertilidad y respuesta sexual en aquellos machos con valores bajos, en sementales novatos o en caballos que las van perdiendo a medida que avanza la temporada. Esto sucede, de modo natural, al aumentar el contacto con las yeguas, porque generan una respuesta hormonal en el macho conocida como efecto rebaño, que sucede en caballos y en otras especies.

Los sementales necesitan tiempo al aire libre, como el resto de los caballos, por lo saludable del movimiento, el pastar de modo continuo y estar entretenidos observando. Es decir, por los mismos motivos que sus congéneres castrados, yeguas y potros. Todos estamos de acuerdo en que, en el caso de caballos enteros, el vallado debe de ser muy seguro y de una altura suficiente que garantice que el semental no pueda escapar y que tampoco se lesione al intentarlo.

En el caso de que varios sementales permanezcan en la misma nave, pero en boxes individuales, es necesario disponerlos de modo “amigable” de tal manera que los sementales contiguos no supongan un problema para otro semental de menor rango, que podría sufrir mucho estrés ante la imposibilidad de huir al estar encerrado.

Los boxes deben de ser amplios y tener parte de la pared de separación completamente opaca para que en caso de que un semental se sintiese amenazado pueda irse a una zona sin contacto visual. Otra parte debe de estar construida con rejas que permitan contacto visual, olfativo y táctil.

Igual que las personas, los sementales desarrollan predilecciones u odios hacia otros sementales, de modo que el personal debe de reconocer estas relaciones y colocar estratégicamente a cada semental en el box que le corresponda.

Como hemos visto, en general, tener un semental en la ganadería requiere atención especial, por lo que, si no lo vas a dedicar a la cría, no deberías tener dudas sobre si castrar al semental o no.

Cada vez existe más información sobre las pautas para el bienestar del semental de cría, y las ganaderías las están implantando por salud metal del caballo. A la vez están descubriendo que el bienestar también repercute favorablemente en la salud y en la fertilidad. Todo son beneficios.»

 Articulo de:El bienestar del semental de cría basado en su comportamiento natural

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid