Dulces Sueños, Dulce Duque.

Dulces Sueños, Dulce Duque.

Desde Casares, cuna de “Espíritu del Viento”, “refugio del Raid”, me remiten Tracey y Francisco un memorándum sobre un potro recogido y salvado de una muerte segura, pero que sus problemas le llevaron al final, a pesar del cuidado recibido, a un final que no es el deseado para nuestro amigo EL CABALLO.

“Dulce sueños dulce Duque.
Pasando el puente del arco iris ya corres, mas rápido que el viento, Duque, un príncipe entre príncipes entró en nuestra vida hace un año, cuando el Seprona me llamó para ver si podría hacer algo por los cascos de un potro que se han encontrado tumbado en el barro, mientras llovía sin parar, durante 5 días.
Fuimos para ver el caballo para encontrar 3 cascos como zapatillas de Persia (increíble en un caballo con solo 2 añitos) pero un casco de la mano cortado por la mitad donde se le había envuelto un alambre. Pues la dueña informó a la policía que prefería comerse el caballo antes que dejar alguien tocarlo! Estoy hablando de practicamente un esqueleto vivo.

En breve conseguimos convencer a la “mmmm palabras me fallan aquí” de cedernos el potro y al levantarle sus pies, descubrimos que sus cascos eran lo de menos. El tenia su pelvis o columna rota, pero desde hace mucho.
Durante el siguiente año, Duque (la única cosa buena que su dueña le dio era un nombre apto para su carácter) puso peso, su casco cortado desarrollo de sobra para soportarle y los otros 3 se quedaron perfectos, pero aunque no sufriendo el no apoyo una pata por mor de su pelvis. Duque era mas que capaz de andar y trotar “a su manera” y disfrutó su vida con sus dos amigos en su prado limpio, con sombra, agua y siempre con comida.
Pero tanto cariño, cuidado y comida buena Duque creció, y creció tanto que su cuerpo no podría suportar su nueva altura y desafortunadamente le entró una infección y reacciono mal al tratamiento. Hoy tuvimos que hacer la dolorosa decisión de sacrificarle.
¿Por que escribo esto? ¿Por que quiero que el máximo numero de gente conozca el cuento de Duque? Porque hay un Duque para cada caballo ahora mismo bien cuidado y querido. Porque todos nosotros tenemos que recordar que un caballo no es solo para lo guay, lo bueno, los días de competiciones, las ferias o las romerías. Cuando un caballo entra en tu vida es para toda su vida, para lo bueno y lo malo.Tengo otro caballo, Pelucas, ya con sus 34 años disfrutando su jubilación en mi yeguada. Con 26 años tuvo una estrangulación de sus testículos y tuvimos que operarle para salvar su vida. Mis vecinos me preguntaron por que no lo sacrificaba.
Mi contestación: “¿Cuando tu abuela para de cocinar le matas? Claro que no. Cuando la abuela para de hacer para ti es cuando tu empiezas de hacer para ella.
Por favor recuerda, “si sangra – siente”

En memoria de Duque 2008 – 28/11/2011″Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *