Como Entrenar el Trote y como Trotar al Caballo en el Vet-Gate.

Trotando en un Vet-Gate.

¿Cómo Entrenar el Trote y como Trotar al Caballo en el Vet-Gate?

El trote para el Vet-Gate hay que entrenarlo, (como hay que entrenar todas las actuaciones dentro de un Raid)  ya que puede ser complicado que el caballo trote de manera correcta el día de la prueba.

Ventolera pendiente del campo.

Todos los días de entrenamiento, y una vez finalizado este, tenemos que entrenar los trotes,  yo lo hago de esta manera: cojo el ronzal, que lo tengo puesto al cuello de la yegua y enganchado en la cabezada de raid, y hago trotar a la yegua, si no me sigue, tengo una fusta larga que la cojo con la mano izquierda ó el resto de ronzal que me sobra y animo al caballo a trotar y si no trota, le doy con la fusta ó el resto del ronzal por detrás y hacia su grupa, así lo iremos acostumbrando todos los días de entrenamiento a trotar, también lo podemos animar diciéndole !!trote, trote!!, ó las palabras que le hayamos enseñado para el trote, y veréis como el día de la carrera trota perfectamente. 

Y no tener que ver, el día de la  competición,  a esos caballos que parece que los llevan al matadero, tirando del ronzal con las dos manos, mirando al caballo (al caballo no se le mira en este acto) y sin que de un tranco de trote. Con este mal trote, los veterinarios no pueden valorar el estado del caballo, lo contrario que si trota suelto y con impulsión, que le puede ser muy beneficioso para la decisión final de qué caballo es merecedor de la Mejor Condición. Y todo por entrenar los trotes, lo mismo que hay que entrenar el fondo del caballo hay que entrenar los trotes.

También hay que aprovechar este acto de entrenar el trote, para entrenar el Control Veterinario, es decir, cuando bajamos del caballo, tras el entrenamiento, primero le hacemos las mismas exploraciones que le hacen los veterinarios en el Vet-Gate y luego lo trotamos, es decir le hacemos un simulacro completo de Vet-Gate y así cuando los veterinarios lo exploren, ya está el caballo acostumbrado a que le hagan estas exploraciones.

También le hablamos tranquilamente, y acostumbramos al caballo a nuestra Voz, para cuando estemos ante el Juez de Pulsómetro, esta VOZ lo tranquilice y recupere antes las pulsaciones optimas, por eso, siempre repetimos que no se chille ni se alborote cuando un caballo está pasando el Control, para que solo escuche nuestra voz que es la que conoce y en la que confía.

Carlos Marín, Trotando Perfectamente a su Yegua.

El día de la carrera, cuando ya estemos en el  Vet-Gate, y nos manden trotar al caballo, trotamos y llegamos hasta el final de la calle de trote, PARAMOS, damos la vuelta al paso, girando a  mano derecha y volvemos nuevamente trotando hasta el veterinario. No miramos al caballo y con el ronzal lo más suelto posible, para que el veterinario vea bien la cabeza del caballo y con toda la impulsión posible.

 En el simulacro de Control Veterinario, en los entrenamientos, lo aprovecho para mirarle las cuatro extremidades, para ver si ha tenido algún alcance, si hay alguna piedra clavada en la ranilla etc, etc, una manera de revisar a nuestro caballo después del entrenamiento.

Todo en el Raid se entrena, no se puede ir a la aventura, no solo hay que entrenar el fondo del caballo, hay que entrenar y repetir todo acto que haya que hacer en una carrera y en el embarque  (importantísimo para ajustar la hora de salida, no es lo mismo que un caballo embarque bien, que a uno de le cueste, Dios y ayuda, para embarcar), ya que hay que acostumbrar a nuestra montura a una serie de vicisitudes a las que este no está acostumbrado y la costumbre ó la normalidad será para el caballo una manera de llegar al triunfo.

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *