Uso Correcto de los Pastores Eléctricos para Caballos.

Uso Correcto de los Pastores Eléctricos para Caballos.

El artículo que publico hoy, es la primera vez que trato sobre este tema, que aunque muy habitual en el mundo del caballo, nunca se me habia ocurrido y eso que los he tenido cuando los caballos los tenia en una suelta.

Pues hoy el artículo que me llega del Blog de Pavo, trata sobre la manera correcta de manejar este tipo de tendidos eléctricos para la seguridad de los caballos.

Este es el artículo:

«Uso correcto de los pastores eléctricos para caballos

Los vallados con hilo o cinta de pastor eléctrico son uno de los cierres más efectivos y baratos que podemos tener en la ganadería.

En el Blog de Pavo hablaremos de los cierres eléctricos para que conozcas sus posibilidades, pero también para prevenirte en sus usos inadecuados.

Los caballos respetan los cierres eléctricos, a veces, incluso sin corriente, porque asocian la cinta a la descarga que sufrieron alguna vez.

No obstante, siempre hay alguno más inteligente que aprende a controlar si la cinta tiene corriente o no. Se acercan poco a poco, como si olieran la cinta, y ya saben si está activa. El resto de la historia ya depende de lo atractivo que sea lo que haya al otro lado.

Para aumentar la seguridad, no está de más añadir un vallado de madera o de otros materiales, como segunda barrera, en la que además se sustente el hilo conductor (ver vídeo). También es eficaz construir una segunda hilera de cinta de pastor, más hacia el exterior, por si la primera fallase.

Aunque parezca doloroso, la descarga, que dura muy poco (los reflejos hacen que nos alejemos inmediatamente), es más desagradable que potente. Los que las hemos vivido no queremos volver a sufrirlas, pero tampoco podemos clasificarlas como terribles.

El caballo aprende de modo inmediato, igual que nosotros. Su uso es mucho menos problemático que el alambre de púas, que tantas heridas e incluso muertes ha provocado, hasta el punto de que se ha prohibido su uso.

Colocación correcta de un vallado eléctrico

La colocación de los hilos o cintas conductoras debe de hacerse por el interior de los postes y así protegerlos de empujes del caballo que los puedan derribar. Lo mismo sucede con las estructuras horizontales si queremos usar el hilo para protegerlas.

Debemos de tener en cuenta la colocación de los bebederos y comederos. Deben de estar lo suficientemente alejados del hilo para no generar descargas cuando el caballo vaya a beber o comer.  Algunos caballos tienen tanto miedo a las descargas que no se acercan, aunque los bebederos estén bien aislados, por ejemplo, si existen los ruidos que genera la corriente en determinadas zonas. Por lo tanto, hay que vigilar que los caballos accedan sin problemas, incluso cuando sepamos que están bien aislados.

Es muy importante la altura a la que se colocan las cintas para evitar que los caballos las salten. Para un caballo medio una altura correcta es de 1,40 -1,50 m para la cinta superior. La cinta inferior sobre unos 80 cm.

Aunque con dos cintas suele ser suficiente, para potros, ponis o aumentar la seguridad deberíamos añadir una tercera cinta (repartiéndolas equidistantes).

Para sementales, además de 3 cintas y mayor altura de la superior que esos 150 cm, sería recomendable (casi imprescindible) un vallado de madera, PVC o similares.

La primera vez que introduzcamos un caballo en un cierre electrificado debemos de mostrarle todo su perímetro, sobre todo si es de hilo, porque puede que no lo vean. Si sueltas al caballo en un campo sin que conozca la distribución del hilo, puede ponerse a galopar y llevárselo por delante. Llevará la descarga igualmente, pero ya habrá destrozado la instalación. Las cintas son mejores, en el caso de no haber otro tipo de postes de refuerzo que puedan ser vistos, al crear una barrera visual.

Hay que cumplir la normativa y poner carteles de aviso de cercado eléctrico si está cerca de caminos accesibles a gente.

Usos inadecuados del pastor eléctrico

Debido a que los caballos no se acercan al pastor a veces se usa, y con mal criterio, para evitar que los caballos que tienen vicios de cuadra como tragar aire agarrándose a alguna superficie, no lo hagan, y por tanto no destrocen el cercado. Aunque el caballo ya no destruye la instalación, sigue teniendo el problema que le origina tal comportamiento.

También se usa, y mal, para que caballos con picores intensos, como es el caso de alergias a mosquitos, dejen de rascarse. El caballo, aunque ya no se rasca, sigue teniendo picores. Las enfermedades que producen prurito (picor) son todas tratables. Lo responsable sería llamar al veterinario para que trate al caballo y deje de sufrir esos tremendos picores.

Usar el pastor eléctrico para evitar estos problemas no es humanitario y contradice las normas de bienestar animal.»

Fuente: Uso correcto de los pastores eléctricos para caballos -de Blog de Pavo.

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *