No Poner Elementos Extraños en el Ronzal. (a)

No Poner Elementos Extraños en el Ronzal.

Cuando entrenaba intensamente para la competición, me bajaba muchas veces para correr junto al caballo, y otras veces, cuando ya estaba seguro del caballo, cogido de la cola.

  • Esto de correr cogido de la cola de tu caballo, se puede hacer cuando ya llevas mucho tiempo con el mismo caballo y sabes que el trote es regular, no se espanta ni te va a dar una patada, esto se consigue con el tiempo y con el conocimiento de tu caballo, en las cuestas es una buena ayuda así como llaneando, el contacto con la cola anima al caballo a trotar y a seguir compitiendo.
Ventolera con un ronzal colocado en la cabezada.
  • Pues al bajarme tanto del caballo y en vez de tener que coger las riendas para trotar junto a este, le puse un ronzal con una argolla en medio de este y un mosquetón al final,  para más rapidez al desmontar y no tener que quitar nudos, solo quitar el mosquetón de la argolla y coger el ronzal y a trotar junto al caballo.
Uno de los Puentes de la Plaza de España en Sevilla.
  • Era muy practico para este menester, pero fuimos a un Raid  en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en el Pinar de la Algaida y sin problemas durante la carrera.

 

  • El problema surgió al embarcar a la yegua, ( no era Ventolera, corrí con «Aaia», una buena yegua de Joaquín Pérez, que se la debuté, y que tuvo un fatal final tras un accidente en su cuadra) no quería embarcar, vueltas para un lado, vuelta para otro, cambio de posición del Van, para ver si entraba y en una de estas intentonas de embarcar al animal, dio un tirón y el ronzal se me escapo de la mano, con tan mala fortuna,  no se como, pero el resultado fue, que me encontré con la palma de la mano abierta de lado a lado, el mosquetón  me engancho y me produjo una herida que me dejó los tendones de la mano al aire, tuve mucha suerte, ya que no me quedaron secuelas, solo la cicatriz de la herida.
Mi cicatriz, a los 20 años del accidente.
  • Accidente por culpa del jinete, ya que no cambie el ronzal de competición por otro sin artilugios y el no usar guantes, cosa importante para el embarque, ya que ante un tirón del caballo, el roce del ronzal te puede quemar la mano a mi me la abrió de lado a lado.
Fachada central de la Plaza de España de Sevilla.
  • Una vez embarcada la yegua, me vine para casa con la mano envuelta en un pañuelo y conduciendo,  en mi hospital me cosieron la palma de la mano, después de haber dejado la yegua en su cuadra y bien atendida.

 

  • Enseñanza de este accidente: NO ponerle ningún elemento extraño en los ronzales, que pueden ocasionar accidentes como a mi me paso. O cambiar de ronzal para el embarque, así como el uso de guantes, ya que un tirón del ronzal de un caballo, si no se llevan guantes, puede causar una grave quemadura.

 

  • Otra práctica muy útil en los ronzales, para que no se nos escape el ronzal de las manos ante un tirón del caballo, es hacerle un simple nudo en la punta del ronzal, así si tira, el nudo nos ayudará a quedarnos con el ronzal y en definitiva con el caballo.

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

2 comentarios en «No Poner Elementos Extraños en el Ronzal. (a)»

  • el 25 octubre, 2012 a las 1:54 pm
    Enlace permanente

    Para evitar accidentes a la hora de embarcar, ( ya tenemos la experiencia cercana de la pérdida de algún dedo en un par de conocidos ), lo mejor es ponerse siempre unos guantes, se tarda un par de segundos y evita heridas y quemaduras. Somos muy poco precavidos en general, al andar con los caballos !!! Un abrazo, Gabriel. Sira

    • el 25 octubre, 2012 a las 3:19 pm
      Enlace permanente

      Dices la verdad Sira, somos muy dejados en muchos aspectos, y el embarque es uno de ellos. Por eso muchos de mis artículos van dirigidos a los Jóvenes Jinetes, para que no tengan que sufrir en sus carnes, todas las experiencia de los más veteranos.
      Saludos de Gabriel.

Los comentarios están cerrados.