Los Problemas con los Vareadores Ilegales.

Vareadores de aceitunas. (foto de Guido Montañes).

Los Problemas con los Vareadores Ilegales.

En estos tiempos de verdeo en la recolección de las aceitunas, podemos tener muchos problemas con los vareadores ilegales que pululan por los campos.

Esta mañana, ya son muchos los que se dedican a recolectar, de manera ilegal, las aceitunas de los olivos de mis terrenos de entrenamiento. Y esta manera de recolectar las aceitunas, es un mecanismo que asusta a los caballos, ya que con sus largas varas de varear, atacan a los olivos para hacer caer las malas aceitunas de este seco año. Y este sonido, así como el movimiento al borde del camino, asusta mucho a mi yegua, ya que estas personas, en grupos, se sitúan al borde de los caminos ó zonas de fácil acceso para los coches.

Así, que hay que buscarse los mecanismos de protección contra estos y otros que estén apostados por los caminos, como pueden ser los cazadores ó pastores, que al estar medio escondidos tras los olivos acebuchados, que no los ves hasta que no estás encima de ellos, pues hay que buscar soluciones y aquí empiezan las recomendaciones para librarse de un posible accidente. (Un Accidente por Culpa de los Vertidos Ilegales.)

Os comento lo que yo hago, y me gustaría leer comentarios de otros jinetes que les ocurra algo parecido. Lo primero que yo hago, es estar muy atento a la visión lejana del camino, es decir, adelantarse a los acontecimiento, y visualizar  en el horizonte a los posibles movimientos de algún elemento extraño. Cuando los diviso ó los escucho, les doy una fuerte voz, para avisarle de mi presencia y que paren su actividad, pongo la yegua al paso y la paro junto a los vareadores con sus mantas y furgones, les doy los buenos días, y  le enseño, a la yegua, que no hay problemas y para darle confianza. Algo parecido ya os comente, cuando publique el articulo de cuando se galopa por el campo (Normas de Educación Cuando Trotamos ó Galopamos por el Campo).

Cuando las cuadrillas de vareadores ó recolectores legales de aceitunas, están en plena recolección, con estos nos suele haber problemas, ya que están en grupos y trabajando por el interior de las fincas, de una manera ordenada y no camuflados como los ilegales. Aunque ya los ilegales no se suelen asustar cuando ven acercarse a un caballo galopando, hace tiempo, cuando me veían galopar, se solían esconder ó disimulaban lo que estaban haciendo, hoy en día, ni se te ocurra decirles que hacen, ya que siguen con su labor de recolección ilegal.

Que los que andamos todos los días por el campo, no tengamos problemas con una serie de causas añadidas a los accidentes de terreno y demás adversidades de lo cotidiano  por el campo.

Saludos de Gabriel.

 

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid
Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *