Los Olores de las Primeras Lluvias Otoñales.

Los Olores de las Primeras Lluvias Otoñales.

Han empezado las primeras lluvias del Otoño, nada más empezar la nueva estación meteorológica, en estas tierras Sevillanas, resecas y agostadas, han recibido estas primeras gotas, si así se le puede llamar a lo caído por mis zonas de entrenamiento. Pocas son las gotas caídas, pero el efecto que provoca en la naturaleza reseca es maravilloso, los olores que emanan de la tierra recién mojada son el mejor aroma que se puede respirar y eso que por esta zona, no tenemos  monte bajo mediterráneo, que este si que multiplica el efecto oloroso emanado de la tierra recién regada.

Esta mañana, en mis recorridos de entrenamiento, el olor a tierra mojada, me ha acompañado por todo el camino, bonita mañana para entrenar, caían pequeñas gotas de lluvias, que hacían que el recorrido fuera muy agradable, y que, junto con ese característico olor de la tierra recién rociada con la bendición del cielo, fuera un entrenamiento magnifico.

Ventolera oteando el rastrojo reseco con el olivar al fondo.

También lo ha sido en cuanto al recorrido, ya que hemos empezado  con una carga gradual de trabajo, porque después de casi un mes de introducción al entrenamiento, hoy hemos realizado el primer recorrido más en serio, con un trote de trabajo relajado, pero seguido y constante, con un tiempo de 20′ de ida, paso de 5′ y vuelta por el mismo recorrido, ha llegado con ganas, ya que al soltarla para salir a sus territorios de suelta, ha salido galopando y brincando como si no hubiera hecho más de 40′ de trabajo medio.Se ve que las primeras lluvias del Otoño le afectan positivamente, las aguas son primordiales en la naturaleza y a los caballos, como parte de esa naturaleza. Que estas primeras tormentas pasajeras del Otoño, sigan con sus quehaceres, que es el reponer los niveles hídricos del terruño, que tan faltos están de este oro liquido.

Los Olivareros, también estarán contentos con las gotas caídas y añorando que sean más abundantes, ya que las aceitunas necesitan un poco más de jugo, los jornaleros que nos encontramos todos los días por esos campos de olivos, estarán celebrando el aumento de los kilos recolectados.

Que la otoñada que ha empezado, continúe con su progresión y abundancia, ya que los veneros necesitan el aumento de las lluvias.

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *