La Seguridad de las Bridas de Cuerdas con Nudos.

Hacedora atenta en los girasoles, con la cabezada de cuerdas y las bridas de cuerdas con nudos.

La Seguridad de las Bridas de Cuerdas con Nudos.

El Otoño nos sigue dando agua, como es lo primordial para que se nos de una buena otoñá, campos ya verdeando y con las florecillas propias de las primeras aguas.
Pero no vengo a comentar la mucha agua que está cayendo por estas tierras sevillanas, que es mucha, y el ejemplo lo tenemos en que este pasado domingo 18 de Octubre del 2015 tenia que salir en procesión la Santísima Virgen de Valme, patrona de la vecina Dos Hermanas, una de las romerías más multitudinaria por estas latitudes, pues se quedó sin poder salir por culpa de las lluvias y esto no pasaba desde hacia 69 años, que ya es tiempo, los propios del lugar no recordaban una suspensión como la del domingo.
El comentario de este articulo viene por la lluvia, ya que el sábado cuando entrenábamos, nos cogió un fuerte chaparrón por el recorrido y al irnos a refugiar bajo los túneles de la carretera cerca de la hacienda de Dª María, la yegua decía que no entraba al túnel, así que no me quise pelear con ella y puse pie a tierra para entrar en el túnel.
Todo mojado, las riendas de material, ya que había cambiado la cabezada de cuerda y bridas de cuerdas con nudos, por una cabezada   Bitless Bridle de material, para limpiar la otra cabezada. Pues, con las manos mojadas, las bridas también, era complicado el mantener las bridas en las manos, una inseguridad con los tirones de la yegua, con el peligro de que se escapara y se fuera de caña.
Hoy, ya cambiada la cabezada de cuero por la de cuerdas, nos vuelve a coger la lluvia y la diferencia en el manejo de las bridas, en las mismas circunstancias, es abismal, seguridad en las manos con las bridas de cuerdas y nudos.
Así que podemos afirmar, con experiencias en las mismas circunstancias, que las bridas de cuerdas con nudos, son muchísimas más seguras que las bridas de cuero.
Los nudos los tengo puestos en tres tramos distintos, el primero más cerca de la boca de la yegua, esta distancia solo la suelo usar, cuando la yegua se altera y se pone a resoplar y puede intentar escaparse. El segundo grupo de nudos, están puesto para una monta relajada al trote y galope, donde los brazos van cómodos y con la cara en la vertical ó un poco adelantada, y el último grupo de nudos, mas distante de la boca y para una monta relajada, con la cabeza muy suelta cuando volvemos refrescando y secando a la yegua, pero siempre sintiendo el contacto con la cara de la yegua.
Los nudos de las bridas, te dan mucha seguridad en el manejo de estas bridas, y ante un tirón inesperado, te asegura que estas no se te escapan de las manos. Uno de los ejemplos que os puedo poner: Era un día que volvía  a la cuadra por un barbecho, refrescando y secando a la yegua, de pronto nos salio de los pies una liebre encamada, con el consiguiente sobresalto del animal que vio como le salia algo entre sus manos, sobresalto que no me soltó las riendas de las manos, ya que los nudos lo impidieron.
No hay que experimentar en cabeza propia, como somos muy propenso hacer, lo que ya está experimentado y vista su seguridad, debemos hacer caso y no comprometernos a un posible accidente.
Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *