Fiebre del Nilo Occidental.

Me remite Eduardo Sánchez, este tríptico de la enfermedad Fiebre del Nilo Occidental, para su publicación, toda prevención es poca para preservar a nuestros caballos de posibles enfermedades, y bueno es que estemos informados de lo que les puede acontecer.
Estemos atentos y preparados para un posible contagio de nuestros amigos los caballos.
El veterinario será el que decida, pero para ello hay que avisarle y ponerle en antecedentes de los síntomas de nuestros caballos.
Esta es la información:
“¿Qué se hace para prevenir o controlar esta enfermedad?
LA PREVENCIÓN SE BASA FUNDAMENTALMENTE EN LA UTILIZACIÓN DE REPELENTES Y/O DESINFECTANTES.
Evitar salidas al exterior en las horas de máxima actividad del vector.
Retirar cualquier sitio potencial donde los mosquitos puedan criar, como son aquellos lugares o utensilios donde se pueda acumular agua.
Existe una vacuna inactivada para su uso en équidos.
Se aconseja el uso de repelentes contra mosquitos en personas durante su estancia en lugares con presencia de mosquitos.
¿Cómo afecta esta enfermedad a los movimientos pecuarios?
LA APARICIÓN DE LA ENFERMEDAD NO REPERCUTE SOBRE LOS MOVIMIENTOS PECUARIOS.
Para el comercio con terceros países se estará a la exigencia con respecto a la enfermedad de cada uno de ellos.
¿Qué se hace en el caso de sospecha de la enfermedad?.
Se debe notificar de forma inmediata a la Oficina Comarcal Agraria mas próxima.
LA FIEBRE DEL NILO OCCIDENTAL (WEST NILE) ES UNA ENFERMEDAD DE DECLARACIÓN OBLIGATORIA.
¿Cómo se transmite y propaga la enfermedad?.
El West Nile se transmite por la picadura de un insecto, tratándose generalmente de mosquitos del género Culex. El virus está presente en los mosquitos e infecta a las aves cuando éstos se alimentan.
Las aves son consideradas reservorio de la enfermedad, actuando normalmente como portadores sanos, jugando un papel muy importante en la diseminación del virus.
El mosquito infectado puede transmitir la enfermedad a équidos (especialmente caballos), aunque también es posible la transmisión a personas. Los mosquitos no se infectan al picar a los caballos, ni se transmite entre caballos y personas.
NO HAY TRANSMISIÓN ENTRE CABALLOS Y PERSONAS.
¿Cuáles son los signos clínicos de la enfermedad?.
EN LOS ÉQUIDOS LA MAYORÍA DE LAS INFECCIONES POR ESTE VIRUS CURSAN SIN SINTOMATOLOGÍA.
Los principales síntomas en équidos son: – la pérdida de apetito, – depresión, – tropezones, – contracción muscular, – parálisis parcial, – visión disminuida, – presión de la cabeza, – rechinar de dientes, – marcha confusa, – convulsiones, – vueltas en círculos e incapacidad para ingerir. – la debilidad, usualmente en los miembros posteriores, a veces va seguida de parálisis.
En algunos casos también se produce fiebre y muerte de los animales.
¿Existe tratamiento contra esta enfermedad?.
NO existen tratamientos específicos para la enfermedad.
A los animales con sintomatología debe suministrarse terapia de apoyo.
LA MAYOR PARTE DE LOS ÉQUIDOS AFECTADOS SE RECUPERAN PROGRESIVAMENTE.”
Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *