Enseñanza de Como Tomar el Pulso Digital en los Caballos.

Este articulo de Claire Vale os puede servir para unos determinados momentos de la vida de vuestros caballos, en los que tengáis que tomar el pulso digital para comprobar si es una lesión grave o no lo es, y como dice el refranero español “el saber no ocupa lugar” , espero que no tengáis que hacerlo, ni necesitarlo, pero si el saberlo hacer. 

“CÓMO TOMAR EL PULSO DIGITAL

Esta es una de esas habilidades en la que no se suele pensar mucho, hasta que llega el día en que REALMENTE hace falta, momento en el cual te alegrará haber pasado algún tiempo aprendiendo cómo hacerlo : También podrás decir y enseñar a los demás cómo comprobarlo, ya que sabrás exactamente lo que has de sentir (tan lejos de lo que los veterinarios te dicen – simplemente dicen “comprueba el pulso”, y te dejan preguntándote cómo diantre hacerlo).
Encontrar el Pulso Digital puede no resultar fácil si no sabes exactamente qué buscar y pasas algún tiempo practicando, especialmente si tu caballo tiene un pulso tenue en circunstancias “normales” : He conocido veterinarios que no sabían encontrar el pulso digital de manera fiable.
En cada pata hay dos arterias que nutren el pie, y estas son las que nos van a indicar el pulso. El punto corriente para comprobar el pulso es donde las arterias pasan justo bajo la piel, sobre los huesos sesamoideos en la cara interna y externa de la parte trasera del menudillo. Para sentir cada arteria, usa las yemas de los dedos presionando desde el lateral del menudillo, alrededor de él hacia atrás, como si intentaras empujar algo que estuviera bajo la piel.
En esa zona (yo normalmente encuentro la arteria alineada con el ligamento suspensor, corriendo paralela a la caña por detrás de ella – foto a la izquierda), notarás algo parecido a una banda cilíndrica de goma, más o
Pulso Digital
menos del diámetro de un lápiz, la cual puedes hacer “saltar” hacia delante y hacia atrás ligeramente. Es un haz que contiene la arteria, vena y nervio.
Una vez has encontrado esto, posa las yemas de los dedos sobre la “banda de goma” y presiona suavemente, para que puedas sentir el pulso (puede llevar unos momentos). Aplicar la cantidad de presión justa necesita práctica hace falta suficiente presión para provocar resistencia en la arteria, pero no tanta como para cortar del todo el flujo.
Al principio puede ser frustrante, pero no te rindas  sigue practicando hasta que seas capaz de encontrar el pulso en variedad de caballos con rapidez. Encuentra la arteria y el pulso tanto en el interior como en el exterior del menudillo.
En un caballo sano el pulso puede ser bastante tenue, pero aún así seguramente podrás dar con él una vez hayas encontrado la arteria, si te concentras y ajustas la presión. Si es ligero y constante, con un latido regular (el ritmo cardíaco normal del caballo es entre 30 y 40 latidos por minuto, por tanto un latido cada dos segundos resulta “normal”), entonces No te Preocupes, probablemente los pies están bien y es adecuado fomentar el movimiento (llama a la veterinaria si el caballo muestra otros síntomas). Si el pulso es marcado/palpitante/vibrante, y sobrepasa los 40 latidos por minuto, puede haber problemas: llama a la veterinaria, refresca los pies, y mueve al caballo solamente si lo desea. A mayor rapidez y violencia del pulso, tanto mayor es el signo de alarma, y más deprisa hay que actuar para impedir un daño que podría tardar meses en desaparecer.
Vale la pena comprobar el pulso en ambos lados del pie, ya que si la inflamación y el dolor están sólo en un lado, ello puede indicar algo como un absceso, en lugar de laminitis. Si estás comprobando el pulso digital de un caballo por primera vez y no estás segura de si está bien o no, compáralo con el de las otras patas, y con el de otros caballos que se hallen cerca (suponiendo que no tengan sus pies afectados ).
Esto es algo que se podría hacer como una parte rutinaria del trimming  en cada pata, hacer una comprobación rápida del pulso medial y lateral durante cinco o diez segundos antes de levantar el pie. Si sabes lo que es normal en tu propio caballo(s), te será fácil identificar cuando haya cambios (recuerda tener presente lo que el caballo estaba haciendo antes de tomarle el pulso, ya que estará naturalmente elevado si estaba chospando por el paddock como un caballo de carreras en la pista ). Si tu caballo ya ha tenido ataques laminíticos, sería buena idea chequear su pulso como parte de la rutina diaria durante los periodos de peligro, ya que si hay suerte podrías identificar los cambios antes de que otros signos empiecen a tener lugar.
Otra cosa a recordar sobre las arterias digitales es que la parte baja de la pata es uno de los pocos lugares del cuerpo en que una arteria está cerca de la superficie, relativamente desprotegida, y expuesta con frecuencia a un daño potencial. Si tu caballo se corta cerca de la parte trasera del menudillo o cuartilla, y existe un sangrado copioso, ESPECIALMENTE si es a borbotones, puede ser el caso de un corte en la arteria llama a tu veterinaria inmediatamente en busca de consejo, ya que el caballo podría perder tanta sangre como para morir en poco tiempo. Aplica una buena cantidad de almohadillado y venda firmemente  si la sangre lo atraviesa, deja el vendaje original y pon más almohadillado, vendando de nuevo.
El pasado año ayudé a una amiga a cubrir una yegua que tenía un pequeño corte en la cuartilla, el cual no había necesitado mucha atención. Durante la cubrición sin embargo, el semental raspó la herida, que inmediatamente empezó a borbotar grandes cantidades de sangre por todo el suelo. El corte original debía de estar justo al lado de la arteria, y el rasponazo fue suficiente para abrir esta. Incluso con un orificio tan pequeño, la sangre salía disparada a casi treinta centímetros de la pata. Para cuando vendamos la pata deteniendo el sangrado, la yegua había perdido como un litro de sangre por el suelo del establo  de no habernos percatado y haber actuado inmediatamente,  podría haber perdido mucha más y quedar seriamente enferma.
Así que los “deberes” para hoy son localizar y comprobar el pulso digital en al menos una pata de por lo menos un caballo. Sigue haciéndolo con frecuencia hasta que sepas encontrar el haz arterial de manera fiable e identificar si el pulso es “normal” o no.
Escrito por Claire Vale, (barefoot trimmer en Nueva Zelanda) en los archivos del grupo Cuidado del Caballo Descalzo: http://pets.groups.yahoo.com/group/barefoothorsecare/
Traducido por Carmen R. Abáigar, Licenciada en Veterinaria.”

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *