Diarreas en el Caballo, Tipos y Prevención.

Diarreas en el Caballo, Tipos y Prevención.

El artículo que hoy me remite el Blog de Pavo, afecta de manera importante a los aficionados del Mundo del Raid, ya que esta patología incapacita a nuestros caballos para poder entrenar y competir.

Hay que ver lo motivos por el que nuestros caballos pueden padecer esta patología, y hay veces que son un grave problema y os los puedo comentar en primera persona.  Al poco de llegar «Hacedora» a mis manos, le tocaba ponerle las vacunas reglamentarias, no solamente a ella, también se vacuno a «Bienvenido» el caballo de  mi yerno, y al día siguiente debutaron los dos con diarreas, «Bienvenido» mas leve, pero «Hacedora» eran caños de agua sucia, nuestro veterinario de cabecera, que los había vacunado, trató a la yegua y mejoró un poco, pero no terminaba de estar bien, estercolaba como una vaca y a veces liquido. Así nos llevamos hasta

Luis Poveda, Veterinario Nutrólogo.

más de seis meses, sin poder entrenar y a penas montar. Al final mi amigo y veterinario nutrólogo, Luis Poveda le puso tratamiento y poco a poco fue mejorando, aunque con un gran trabajo de acudir a la cuadra dos o tres veces al día para darle la alimentación especial. Los veterinarios no relacionaban las vacunas con la diarrea, pero la verdad es que le pasó a los dos caballos a la vez y después de la vacunación.

Cualquier alteración en la alimentación, manejo o medicamento, pueden ser la causa de una diarrea.

Esta es toda la información:

«Diarreas en el caballo y su relación con la microbiota intestinal

La diarrea se define como la disminución de la solidez habitual de las heces.

En las diarreas parte del agua que debería retener el intestino (que procede de los alimentos o el agua de bebida) no es reabsorbida. Cuanta más agua se elimine, más líquidas serán las heces. Esto tiene el efecto secundario de que el animal se deshidrata, incapaz de retener ese agua que necesita.

Tipos de diarrea en los caballos según su origen

Diarrea del celo

Se llama así a la diarrea que sufre el potro en su segunda semana de edad, cuando la madre vuelve a salir en celo. En principio no es importante, pero hay que vigilar al potro para ver que sigue mamando y que todo va bien.

Diarreas yatrogénicas

Son las diarreas producidas por los efectos indeseados de los medicamentos. Es muy conocido el caso de los antibióticos, pero todavía se ignora que los AINES (antiinflamatorios no esteroideos) también las pueden producir.

En el caso de los antibióticos es así porque además de eliminar los microorganismos patógenos para los cuales se administran, también se eliminan, como efecto colateral, microorganismos “buenos” del intestino. Cuando la microbiota normal es alterada se abre el campo a la proliferación de los microorganismos “malos”.

Diarreas por alteraciones bruscas de la dieta

En estas diarreas ocurre algo similar a lo que producen los antibióticos y es que la flora que hay en el intestino del caballo está equilibrada para el tipo de alimentación habitual, que digerirá y transformará aquellos nutrientes para los que está preparada. Si hay un cambio brusco de alimentación, cuando esos nutrientes alcanzan el intestino se encuentran que no hay flora especializada en su digestión.

Por eso muchos caballos que permanecen en el box en invierno comiendo heno, y salen en primavera al campo, pueden tener diarreas, al encontrase con grandes cantidades de pasto verde al que su intestino no estaba adaptado.

Diarreas por enfermedades

  • Diarreas parasitarias

Más frecuentes en potros que en adultos.

  • Diarreas microbianas como la salmonelosis o las producidas por Clostridium spp.

Casi siempre que pensamos en una diarrea la asociamos a alimentos en mal estado o a contagios. Sin embargo, el porcentaje de caballos con diarrea por estas causas es mínimo y la gran mayoría de las diarreas se originan por alteraciones en la microbiota.

¿Qué es la microbiota o microbioma del caballo?

La microbiota es la flora microbiana que de modo normal se encuentra en varias partes del cuerpo en individuos sanos. Estos microorganismos tienen una relación simbiótica con el hospedador, de modo que ambos viven en equilibrio y salen beneficiados. Así, existe una microbiota de la piel, de la boca, del reproductor, etc.

Estos microorganismos son bacterias, protozoos, hongos, virus…

En nuestro caso nos interesa la microbiota intestinal, que serían esos microorganismos que de forma normal se encuentran en el intestino de caballos sanos y que colaboran en la digestión del alimento transformando las partes más groseras de los vegetales en alimento útil, y por tanto en energía.

Pero no solo producen energía, sino que sintetizan vitaminas como la vitamina K y algunas de las vitaminas B.

Los últimos estudios también indican que esta microbiota y los productos de su metabolismo pueden influir en otras muchas cosas como la inmunidad, o el metabolismo de la glucosa, por lo que puede estar relacionada con el Síndrome Metabólico Equino

En el útero el potro no tiene esta flora, pero comienza a “contaminarse “ de ella desde el momento del parto y por eso tienen comportamientos de coprofagia durante los primeros meses que, lejos de ser alarmantes, son beneficiosos.

Prevención de las diarreas

Dejando a parte las diarreas cuyo origen es contagioso, puedes ver que la mayoría de las diarreas son fácilmente evitables si mantienes en equilibrio a la microbiota con unos sencillos consejos:

  • Administrar antibióticos y antiinflamatorios solo con supervisión veterinaria
     
  • Establecer una pauta de desparasitación adecuada
     
  • No realizar cambios bruscos de alimentación.

Cada vez que tengamos un nuevo alimento en la dieta deberemos introducirlo en un periodo de 7-10 días, comenzando con muy poca cantidad el primer día e ir aumentando paulatinamente hasta llegar a la cantidad recomendada el día 10.

Fuente: Blog de Pavo.

Articulo en:Diarreas en el caballo y su relación con la microbiota intestinal

Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *