Crónica del XXVI Campeonato de Andalucia de Raid Absoluto 2014.

 Ramón Mora entrenando (foto de archivo).

Nada más terminar este XXVI Campeonato de Andalucia de Raid Absoluto 2014, me llama mi amigo Joaquín Perez, dueño de “Gorrión Z”, este Aá de la Z, que tantas hazañas ha realizado en su vida deportiva, la más llamativa, cuando el año pasado termino el Campeonato de España llevando sobre sus lomos más de 100Kgm de peso, es decir a Carlos Marin con su inseparable montura y otra en un Al-Andalus, cuando por la noche se escapa y se come casi un saco del pienso que nos regalaba José Manuel Soto a los participantes de esta singular carrera por media Andalucia, pues después de este empacho de pienso y tras ser visto por los veterinarios de la prueba y no encontrarle ninguna anormalidad, pero aconsejandole a Carlos, que era su jinete, que fuera con cuidado, ya que era una etapa por las serranías de Ronda, termino como si la cosa no fuera con el caballo.

Este caballo, que acaba de ganar el Ctº de Andalucia, ha sido montado por Ramón Mora, jinete de Punta Umbria (Huelva), deportista nato que ha destacado en todas las especialidades deportivas en las que ha participado, siendo parte del Equipo Español de orientación que participo en los Mundiales de la especialidad. Pues Ramón, que lleva pocos años en este mundo del Raid, ya empieza ha despuntar y seguro que con sus ganas de participación llegará a conseguir los mayores logros dentro de esta disciplina hípica.

Ramón, empezó con una yegua cruzada, que la usaba para sus rocios, pero ante las necesidades del Raid, ya se ha hecho con dos potras árabes de Alitaje, que las está llevando despacito por las distintas fases de las clasificaciones de la especialidad.

Ramón como seguidor de las opciones más beneficiosas para el caballo, se ha especializado en el sistema Barefoot, de lo que ya es un especialista, habiendo seguido cursos con los mejores maestros de la especialidad y como es natural, sus yeguas las tiene descalzas y así entrena y compite.

Pues nada más terminar este Campeonato de Andalucia, le hice la petición de que me detallara su Campeonato, sus sentimientos y su hacer en esta carrera, así que aquí tenéis una fiel referencia al desarrollo de la misma.
“Comenzaba la jornada de Raid
aún con presencia de luz de la última luna menguante del mes de septiembre; los
últimos retoques, los nervios de los atletas y las ganas de los equinos por
comenzar de nuevo otro reto.

La salida del club hípico
fue muy limpia, con un embudo desde la pista central que conducía a un camino
hacia la puerta del recinto, Gorrión y yo tomamos la cabeza de forma inmediata,
con el fin de que el caballo fuese libre para decidir el ritmo que quería
marcar, sin pasar de 120 ppm, pero sin llegar a pararlo para evitar tensiones
innecesarias en mi compañero.

La primera fase transcurrió,
casi con normalidad, a no ser por un tropiezo que hizo que el caballo de
Joaquín Pérez perdiera las manos en un pequeño agujero del camino, con la
consiguiente raspadura en su “rodilla” izquierda, y que sólo quedó en una
herida más de guerra. Transcurrió con una velocidad sostenida y que comenzaba a
mostrar nuestras intenciones de ir controlando el ritmo desde el comienzo.

La segunda fase, más de lo
mismo, tras el primer vet gate, todos seguimos en carrera, muy cerca, con una
diferencia entre el primero y sexto de apenas 60’’, y con los treinta y ocho
corazones a ritmo de esperanza. Con un recorrido precioso y muy bien señalizado,
nos adentramos en un olivar con subidas y bajadas moderadas, con desniveles
propios de la zona y a una velocidad exigente que pasaría factura en algunos
caballos.

La tercera fase comenzaba
con tres bajas inesperadas, que dejaba a la carrera con dos favoritos al título
menos, caían Shakira JC y TBO príncipe, el caballo de Ángel Lebrero, pero que
ponía de manifiesto lo dura que estaba siendo la carrera hasta ese momento. En
esta fase los desniveles hicieron mella, y fueron los caballos árabes del grupo
de cabeza, que estaba formado ya por Al-Gharbe, Deba G, Asthuto, African y
Gorrión Z, los que marcaban el ritmo a seguir en cada uno de los repechos, que
aparecían en el recorrido. Con más de tres minutos se formaba un grupo
perseguidor formado por Francis Herrera, Miguel Rodríguez y Ana Alonso quienes
seguían manteniendo muchas opciones, como se pudo ver al final.

La cuarta fase se iniciaba
con un re-examen diez minutos antes de salir, donde no pudo pasar ni FUXVI ni
Al-Gharbe, dejando la carrera sin el binomio campeón de Andalucía del año 2013,
y sin un claro favorito al cajón, y que abría aún más, si cabe, las
posibilidades de los demás competidores. Tras el esfuerzo acumulado por el
desnivel, los kilómetros y  el cansancio
de la fase anterior, Gorrión tardó algo más en recuperar, y salimos cinco
minutos después que el primero, Pablo Brome con Asthuto, que demostraban el
corazón y potencial del caballo primo de Arkiyo, seguido por Antonio Almagro,
Ana Alonso, que ya se colocaba tercera, y Candela Sánchez con Deba G. Esta
tardanza en la salida no fue otra cosa que un revulsivo para el caballo
astigitano, y prueba de ello es que en una subida de unos mil metros por una
senda que se cerraba por los árboles y arbustos 
próximos, agaché la mirada, me agarré a su cuello para evitar que las
ramas me golpearan en la cabeza y el cuerpo, y galopamos durante todo ese
tiempo sin más control que el que marcaba el propio caballo. Y tuvo su
recompensa, ya que al llegar a la única asistencia de la fase, situada a diez kilómetros
de la salida, ya habíamos conseguido alcanzar al primero en compañía de los
otros tres perseguidores, finalizando en solitario Ana Alonso y yo, seguidos
muy de cerca por Antonio Almagro, y con más tiempo perdido ya por Pablo Brome.

La quinta y última fase, nos
deparaba una sorpresa, justo instantes antes de su salida, Ana Alonso, que
partía en primer lugar y con una ventaja de cinco minutos sobre Gorrión, decide
retirar a su caballo, quedándonos en cabeza, con Antonio Almagro a tres
minutos, Miguel Rodríguez a cuatro y Francis Herrera a seis. Ante tal
situación, imponemos un ritmo fuerte desde la salida, a veintidós km/h sin
pasar de 115 ppm hasta llegar a la primera asistencia, increíble lo que estaba
haciendo este gran caballo, que en ningún momento hubo que tocar con las
piernas para que avanzara. Ya pasada la primera asistencia, en el km doce
aproximadamente, Francis Herrera me daba alcance, con un esfuerzo
extraordinario de Poyuela PH, permaneciendo juntos hasta menos de un km para
meta, donde el esfuerzo realizado por la yegua campeona de España Júnior, ya
tuvo que rendirse al poderío del guerrero de la Z, llegando en solitario
galopando a las instalaciones granadinas, con más de nueve minutos sobre
segundo clasificado.

Han quedado grabados a fuego
en mi mente, cada uno de los trancos que dio Gorrión Z durante los 127 Km de
carrera, creo que no se me borrarán de la retina nunca, GRACIAS GORRIÓN por el
día que mi hiciste pasar, y espero que sea el primero de muchos más.

Me gustaría terminar esta
crónica, agradeciendo a todo mi equipo, Los Soberbios, su labor y buen hacer,
ya que sin ellos no hubiésemos podido lograr la victoria, va por vosotros:

ROCÍO DE LA PUERTA, JORGE
MONTAÑO, JOAQUÍN PÉREZ, RAÚL FERNÁNDEZ Y HUGO MORA, mil gracias.

También felicitar a la
organización por el trabajo bien hecho, los recorridos fueron de diez, el
recibimiento y las instalaciones igual y el trato de las personas exquisito,
muchas gracias y nos vemos el año que viene en Granada, apoyando la posible
candidatura a celebrar el Campeonato de España de Jóvenes Jinetes.”
Gracias Ramón por tu crónica, felicitarte nuevamente y públicamente por tu triunfo en el Campeonato de Andalucia de Raid y que sigas con tu afición a esta bonita disciplina hípica.
Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *