Como Refrescar la Boca Cuando Montamos a Caballo.

Acebuchina, el fruto del acebuche.

Como Refrescar la Boca Cuando Montamos Caballo.

Hoy,  hemos empezado la nueva temporada de entrenamiento, aunque todavía hace calor por estas tierras sevillanas, pero no puede estar más tiempo de descanso la yegua.
Las labores del regreso a la normalidad en la ciudad me ha impedido acudir a la cuadra a una hora temprana, así que cuando he acabado con las labores de abuelo y asistente de mis mellizas, rápidamente he ido a la cuadra a montar un rato, para ir poco a poco con la carga de trabajo, ya que la yegua, por una causa o por otra lleva meses sin trabajar de verdad, así que cuando llego a la cuadra, entre limpiar, ensillar y salir, ya la calor pega con fuerza.
Y aquí viene el recordatorio de un articulo ya publicado, (Recordando Trucos Contra la Sed.) pero que hoy al estar por el campo y por mor de “la calo”, he ido recordando.
Mi padre, hombre de campo y caballista, siempre que salíamos al campo nos enseñaba algunas de sus muchas experiencias, y esta que quiero recordar era una de ellas.
Cuando caminábamos por la sierra, montados a caballo, casi siempre era verano, ya que era cuando teníamos tiempo de montar, ya que durante el curso, (estudiamos en Sevilla),  había que clavar los codos con los estudios, y estos recorridos a caballo los hacíamos en la Sierra de Zufre (Huelva).
Pues cuando le dábamos la carga con la sed y no llevábamos agua en las alforjas, nos decía que nos metiéramos una aceituna en la boca y veríamos como se nos quitaba la sed. Efectivamente es un remedio inmediato, ya que la boca empieza a salivar y tanto la boca como la garganta recuperan su buen tono y se alivia la sed.
563b195dcf2e692a17f53f38bc84824eAcebuchina blanca.
Con este mecanismo de quitar la sed ó aliviarnos las molestias de sequedad de la boca y garganta, no solo se puede usar una aceituna pequeña, también podemos chupar una acebuchina (es el fruto del acebuche), o un fruto del almez, que es una semilla pequeña y si no tenemos ningún fruto a mano, podemos coger un pequeño guijarro de cualquier barranco, que aunque seco, siempre se puede encontrar  un pequeño guijarro para  que nos alivie la sed.
Espero que esta enseñanza y recordatorio de un articulo anterior, os sirva, como a mi me ha servido hoy, para aliviar la sed y refrescar la boca.
Saludos de Gabriel.

Gabriel Gamiz

Jinete de Raid Juez de Raid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *